La Feria del Desperdicio

Dice la noticia que el Instituto de Desarrollo Urbano, IDU construirá en la calle 100 de Bogotá, en los cruces con la NQS, la Carrera 15 y la línea del tren dos nuevos puentes que “agilizarán” el tráfico de vehículos por esa intersección.

Dice la noticia que la construcción de los dos puentes demorará un año y que “esta obra tiene una inversión de $46.250’365.217 y se está financiando con los dineros que los ciudadanos de la zona pagaron por concepto de valorización”.

Hasta ahí todo bien. Ese cruce es la demostración de como se desperdician los recursos públicos en Colombia. No he visto en ninguna otra ciudad un cruce como el de la calle 100. En esa intersección hay glorieta, viaducto, que es como un puente, pero hacia abajo  y semáforo. Es decir, que allí conviven “todas las soluciones” que se han inventado para ordenar el tráfico de vehículos y evitar trancones. ¡Y ninguna funciona! Pasar de un lado al otro de la calle 100, la Cra 15 o la NQS toma por lo menos media hora, si bien nos va.

En cualquier otro lugar del mundo funcionan las glorietas, que son la solución más barata, menos en Bogotá. Y aquí no funcionan porque a la indisciplina ciudadana se suman una señalización que desorienta y confunde al conductor y “su majestad el semáforo”. Cuando los encargados de organizar el tráfico en Bogotá quieren enredar las cosas ponen un semáforo. ¡Allí pusieron 6! Y resulta que los semáforos son la peor solución, sobre todo si, como ocurre en Bogotá, viven apagados o intermitentes la mayor parte del tiempo.

Ahora nos dice la Alcaldía que va a “invertir” más de 43 mil millones de pesos en dos puentes que sólo servirán para cruzar la calle porque, según advierte la misma noticia, no tendrá orejas porque “no las necesitan” pues para eso está la glorieta y quitarán los semáforos. ¡Hágame el favor!
Si eso es verdad, ¿no sería más barato quitar los semáforos y listo el pollo?

  Share: