Calidad de la educación

Por: Rubén Dario Mejía

Los últimos informes presentados por la nueva ministra de educación Maria Fernanda Campo en cuanto a conocimientos de los estudiantes en la actualidad no son muy halagüeños que digamos, pues según comentó la funcionaria los estudiantes de primaria y secundaria se están rajando, así literalmente, se están rajando; los resultados de las evaluaciones en materias tan importantes como matemáticas y sociales son bastante malos, y no solo en las zonas rurales sino en las urbanas.

Que decir cuando se les pregunta por historia y no saben siquiera quienes fueron los próceres de la independencia o los ex presidentes de la República.

Para contrarrestar lo anterior, la Jefe de la Cartera Educativa hace anuncios bastante importantes, que pueden fortalecer trabajos que se han adelantado anteriormente, teniendo en cuenta que la evaluación de los profesores dejó mucho que pensar (porque algunos muy buenos, se rajaron), cuando habían sido calificados como los mejores, por los resultados obtenidos en sus diferentes planteles. Creemos que es necesaria la actualización a la que se debe someter al educador, pues muchos han sufrido con la llegada de la tecnología y la forma moderna de enseñanza.

La Ministra tiene muy buenas intenciones y tiene a su haber el excelente trabajo de asesoría que adelantó en la capital de la República, durante su paso por la Cámara de Comercio de Bogotá. Además cuenta con una nómina de lujo de colaboradores, que como diría mi abuelo, la cosa pinta muy bien.

El Ministerio de Educación dice que la meta educativa que tiene en este momento es la de reducir brechas entre grupos vulnerables y destaca la Ministra que si no son capaces de mejorar la calidad de la educación y se van a tomar muchos años, no se van a cerrar las brechas de inequidad y de pobreza que tiene el país.

La política presentada para los cuatro años siguientes se ve muy bien y se tratará de que no haya tanto distanciamiento en temas de calidad y acceso y permanencia en el sistema educativo, dejando de un lado las desigualdades regionales, el analfabetismo, niños de primera infancia sin atención integral, lo mismo que un cubrimiento y la enseñanza de temas importantes para los estudiantes y futuros profesionales.

Maria Fernanda Campo resaltó que trabajará sobre lo construido en los últimos 8 años y reconoció los 5 logros más importantes de la administración anterior: el aumento en la cobertura en todos los niveles educativos, la construcción y el mejoramiento de la infraestructura del sector, la Consolidación del Sistema Nacional de Evaluación de la Calidad, el Incremento en la conectividad con el acceso a nuevas tecnologías en las Instituciones Educativas, y la Modernización del Ministerio y las Entidades Territoriales Certificadas.

Estamos de acuerdo cuando dice que se debe mejorar el modelo de gestión en el Ministerio y en las secretarías de educación; yo agregaría que sería nombrando personal adecuado e idóneo para este trabajo, especialmente en el nivel directivo.

El anuncio de que habrá buen dinero para estas labores, puesto que hay un presupuesto que sobrepasa los $13.5 billones, servirá para financiar la educación preescolar, básica y media, es bastante esperanzador y en este campo si se pediría que las secretarías de educación fueran eficaces en el manejo de este dinero y no lo desviaran para otros asuntos.

Qué bueno que en el Congreso no le pusieran trabas al proyecto de ley de la reforma de la Ley 30 que financia la Educación Superior Pública.

  Share: