Desperdicio en el dial

Por: Alberto Díaz Flórez

Durante esta época pre-decembrina y vacaciones temporales he estado recorriendo buena parte de la ciudad en Transmilenio, colectivos y taxis.

En estos últimos por lo general, nuestros amables conductores van escuchando su emisora preferida, llámese como se llame! Inconcebible lo que ocurre con algunos programas en FM. Especialmente emisoras para gente joven -por la cédula- porque de espíritu somos todos.

Detengo el dial en las mal llamadas “juveniles”, que por estar dirigido a este focus group no dejan de ser mal habladas por sus presentadores o DJs  como se hacen llamar. Vulgares, con temas de doble sentido y entrevistas de mal gusto.

Chistes flojos o refritos, comentarios insípidos, groseros, irrespetuosos con los oyentes, ofensivos y ridículos.

Es el colmo que cadenas radiales de prestigio se presten a este juego de palabras, a soportar programas que nada aportan al intelecto ni a la cultura ni a las subculturas. No son más que un recorrido de lo mismo. Nada de nada.

Gracias a Dios existen otras estaciones dedicadas a música tradicional, clásica o noticias.

¿Será que el Ministerio de TIC’s tomará cartas en el asunto algún día?

  Share:

Author: [email protected]