La encrucijada de la Corte y la Autocachetada del Ministro

¿Y ahora qué?

La Corte Suprema de Justicia rechazó la primera terna para elegir Fiscal General de la Nación que le envió el entonces Presidente, Álvaro Uribe alegando que no estaba integrada por abogados penalistas, condición que, según dijo el Tribunal, era indispensable.

Pues la terna que acaba de presentar el Presidente, Juan Manuel Santos tampoco está integrada por penalistas. Los tres son grandes profesionales. Ninguno tiene tacha. Son ultra competentes en sus campos y grandes personas, pero no son penalistas.

¿Cambiará su postura la Corte Suprema de Justicia y procederá a elegir Fiscal? ¿Mantendrá su postura y la devolverá hasta que haya penalistas?

Creo que la Corte se tragará su propio sapo y procederá a elegir Fiscal.  Al fin y al cabo el problema no era la ausencia de penalistas, sino la presencia de uribistas. O por lo menos eso creían los “honorables” magistrados, eran los candidatos de las ternas desechadas.

¡Qué vergüenza!

Autocachetada

Curiosa, por decir lo menos, la manera como el Ministro del Interior aborda los problemas de su despacho y entidades adscritas. En las últimas horas lo que ha dicho y hecho es para morirse de la risa.

Para combatir la corrupción en la Dirección Nacional de Estupefacientes se inventó una campaña publicitaria de expectativa de 72 horas de duración para salir con un pobre espectáculo de TV en el que un pelotón de la Policía, perro incluido, ingresó raudo y veloz a las oficinas de la entidad dizque para hacerse cargo de la situación.

¿Hubiera sido mas rentable capturar a los culpables, no les parece?

Pero tal vez más simpática fue su reacción ante la fuga de unos presos de una cárcel ultramoderna en Medellín y a lo que, según él mismo denuncia ocurre en el Inpec:

– “El problema –dijo imperativo el Ministro del Interior y de Justicia- es que el Inpec no hay Director!”

Valiente el hombre. Ocurre y sucede, que quien debe nombrar al Director del Inpec es justamente él. El ministro de Interior. Lo que hizo el funcionario equivale a darse una cachetada uno mismo.

¿Y qué espera para nombrarlo?, se preguntará cualquier señora por despistada que parezca.

  Share:

2 comments

Excelentes comentarios… para rematar el tema del MinInterior, esta mañana en La W prácticamente aprovechó los micrófonos para lanzar un clasificado porque a tres o cuatro prestantes personalidades, entre ellas generales de Ejército y Policía con altísimo reconocimiento, han preferido no meterse en ese chicharrón y el que dijo que si, no reunía los requisitos.

El problema no es del Ministro es de las personas que manejaron esta institución. Lo mismo que la dirección nacional de estupefacientes, fonlibertad y esperemos qué más instituciones han prostituído estos delincuentes que las manejaron y ojalá paguen en la cárcel de la picota y el patio para los delincuentes más peligrosos. Y el presidiente ocupado persiguiendo a la oposicion

Comments are closed.