Los taxistas de Bogotá son gente seria

Los taxistas de Bogotá acaban de demostrar, una vez más, que los pueblos son superiores a sus dirigentes. Ante la absurda propuesta del Gobierno de Bogotá de imponer en una prima de navidad obligatoria de $2.000 han dicho, como en la canción: “Se los agradezco, pero NO.”

Y es que los taxistas bogotanos, además de conocer su oficio, saben sumar. Saben que aplicarle dos mil pesos de sobre precio a las carreras, equivale a duplicar el costo de la llamadas “Carrera Mínima”, que son la mayoría de servicios en la ciudad.

Los taxistas, que no son brutos, entienden que al duplicar el precio los usuarios preferirán caminar, viajar en Transmilenio o acudir a los bicitaxis tan de moda por estos días en los sectores más populosos de Bogotá.

Flaco favor le iba a hacer a los taxistas la lambonería del Gobierno Distrital que busca desesperadamente por estos días maneras de mejorar su alicaída popularidad.

Consultados por Caracol Radio, los taxistas de Bogotá dijeron que la prima de navidad debe ser voluntaria y de $500.

Si, los taxistas de Bogotá son gente seria.

  Share: