Costeñas Vs. Cachacas

Por: Efrain Villanueva

He tenido la fortuna de salir, tener cuento y estar cuadrado con mujeres de muchas regiones del país: costeñas, cachacas, caleñas, llaneras, paisas. Y no, no estoy alardeando ni mucho menos; mis amigos cercanos saben que no soy ni el más gigoló pero tampoco el más bobo. De todas ellas puedo mencionar detalles buenos y malos, a todas las he querido, con todas he disfrutado y pasado muy buenos momentos. Sin embargo, tal vez por aquello de “la tierrita llama”, uno siente más afinidad con las mujeres de su región por compartir las mismas costumbres y particularidades. Así que, sin querer generalizar, he traído a ustedes el top 10 de las razones por las cuales prefiero salir con una costeña que con una cachaca:

  1. Las mujeres costeñas NO joden.

10.  …

¿Alguien necesita las otras nueve razones?

NOTA. Reitero mi intención de no querer generalizar. Tengo una novia cachaca, mi difunta abuela era cachaca, a mi hermanita le decían “cachaquita” y estoy seguro que hay cachacas que no encajan en este “perfil”. Y también conozco un par de costeñas que podrían acabar con la paciencia del santo Job en un abrir y cerrar de ojos y que juntas son el equivalente a unas 20 cachacas.

  Share:

2 comments

Comments are closed.