Madriguera idiomática

Por: Jairo Cala Otero

1. “Permítanos iniciar   nuestra  alianza; la que  estamos  seguros va hacer muy fructífera económicamente para las partes”: Un periodista y abogado envió por correo electrónico un mensaje comercial para ofrecer sus servicios. Incluyó un error de puntuación y un tremendo descalabro lingüístico. Veamos: en ‘alianza’ no debió escribir punto y coma sino coma. Y después vino la debacle porque escribió: “Estamos seguros va hacer…”, cuando debió escribir: “Estamos seguros de que va a ser…”. Aconsejable que el periodista-abogado haga también una firme alianza con la gramática española.

2. “El príncipe de España cumple 40 años,
está casado con dos hijos…”: Descripción que hiciera una periodista en televisión sobre el príncipe Felipe. Pero por la falta de coherencia y sentido común –que, dicen, es el más abundante, pero no se aplica- la comunicadora metió la pata al decir que “está casado con dos hijos”. De tal suerte, lo puso como un hombre depravado que lleva una vida marital con su progenie. ¡Bárbara descachada! En verdad lo que debió decir fue: “…cumple 40 años, está casado con Letizia Ortiz Rocasolano y tiene dos hijos” (O es padre de dos hijos). ¡Es abismalmente diferente!

3. “…a propósito de la audiencia pública que
se llevará mañana”: Oraciones amputadas como esta suelen usarse con mucha frecuencia. Aquí da la sensación de que la anunciada audiencia fuera a ser trasladada (llevada) a otra ciudad, pero no se dice a dónde. En verdad no había ningún traslado, lo que quiso decir quien pronunció esta expresión en una emisora de radio fue que una audiencia se iba a llevar a cabo al día siguiente; es decir, se iba a producir, a realizar, a efectuar. Debió, entonces, decir: “…a propósito de la audiencia pública que se llevará a cabo (o se realizará) mañana”. Harían falta también audiencias públicas para juzgar a quienes hablan mal.

4. “Durante más de dos horas y media duró la reunión”: Aquí sobró la preposición “durante”, o pudo usarse otro giro lingüístico. Pero no este porque con él se dice una incoherencia. “Más de dos horas y media duró la reunión”, es una opción. “Durante dos horas y media deliberó la reunión”, es otra. Se nota que el autor de la oración no conoce las preposiciones ni su adecuado uso.

5. “Hay un represamiento de carros en el sector…;
se le recomienda a los vehículos que no circulen por esa zona”: Muy bueno que, en lugar del poco ortodoxo vocablo “trancón” (que pareciera derivar de una tranca enorme, aunque ya tiene aprobación de la RAE) se use represamiento (o congestión, o embotellamiento). En cambio, muy malo que en la oración complementaria se diga que la sana recomendación es para los vehículos. Debió ser para sus conductores, pero usando el dativo de tercera persona del pronombre “le” en plural, como corresponde. “…se les recomienda a los conductores de vehículos que no circulen por esa zona”. Y a quienes hablan y escriben mal se les recomienda aprender gramática elemental española.

6. “…son investigados por la muerte de una niña, que murió por falta de atención medica”: Es claro que puede deducirse lo que quisieron decir en esta oración. Pero no por ello hay que admitir que se omitan deportivamente las tildes, como sucedió con la que requería el término “médica” (palabra esdrújula).. Distinto sería si se dice de alguien que aplica un procedimiento médico: “El doctor fulano medica muy bien a sus pacientes”. Es decir, administra procedimiento médico a sus pacientes. Pero en el caso de la niña ella requería atención médica, con tilde. Además, esta nota tiene una falla: repite la referencia a la muerte (Muerte de una niña, que murió…) En cambio, pudo escribirse: “…por la muerte de una niña, ocurrida por falta de atención médica”.

7. “El cuerpo de Wilber Varela y de otro hombre que le acompañaba, será enviado a…”: ¡Qué fenómeno más curioso! Hasta ahora se sabía de personas que tienen dos sexos. Se les llama hermafroditas. Pero no sabíamos nada sobre que un solo cuerpo sirviera simultáneamente para dos personas. Así se colige de la oración gramatical en cita. “El cuerpo de Wilber (…) y de otro hombre…”, y para colmo se remacha el error con los verbos “será” y “enviado” en singular, lo cual reafirma que un único cuerpo era del narcotraficante y de otro individuo. Opciones para la expresión: “El cuerpo de Wilber Varela y el de otro hombre que le acompañaba serán enviados a…”; Los cuerpos de Wilber Varela y de otro hombre que le acompañaba serán enviados …”.

8. “El cadáver fue encontrado baliado…”: Tras de cotudos, con paperas. Además de muerto, mal descrita la forma como le quitaron la vida. “Baliado” no es el término correcto. El participio de “balear”, verbo castizo para decir que se disparan balas sobre alguien, o se tirotea a alguien, es “baleado”. Pero, además, hubo cacofonía en la expresión puesto que chocan dos participios, uno detrás del otro: encontrado y baleado. Esas dos terminaciones (ado) hacen malsonancia.

  Share: