Asunto de familias

El que debería ser un proceso judicial, con respeto a la reserva del sumario, jueces y fiscales serios y discretos se convirtió en un show mediático al mejor estilo de la saga de El Padrino.  Con Miami como telón de fondo, la trama enfrenta a dos familias: Los Nule y Los Moreno. La dos compiten a ver cual cual hace llorar primero a la audiencia. El siguiente paso será buscar su solidaridad y su perdón. Los Nule pretenden convencer a público que, como la pobre viejecita, no tienen nadita que comer. Que ellos no se robaron nada. Que, al contrario de lo que indican las pruebas, los robados son ellos. Los Moreno responden con una estrategia similar y se declaran perseguidos por el Procurador, acosados por los chismes y pregonan su inocencia.

Los Moreno denuncian que los Nule tienen un plan que les permitirá quedar libres y multimillonarios gracias al botín y a  las demandas que presentarán en contra el Estado. La radio y la TV, con enviados especiales a Miami, sigue las incidencias de cada capítulo con pasión de telenovela y así nos lo transmite. En el último capítulo, uno de los protagonistas estaba en el hospital.

Mientras tanto, en la lluviosa Bogotá los ciudadanos tratamos de sobrevivir en medios de los escombros y con el agua al cuello del desastre en que nos metieron las dos familias protagonistas de esta historia. (Continuará…)

  Share: