Justicia VIP, impunidad a domicilio

Flaco favor a la confianza en nuestro sistema de justicia le están haciendo la Fiscalía y la Corte Suprema con su trato VIP a los Nule y sus compinches.

Trato preferencial que uno empieza a entender cuando salen a la luz pública los nombres de abogados y periodistas de renombre, de funcionarios y políticos de alto calibre que, por la razón que sea, los acompañaron, ayudaron y encubrieron en sus andanzas.

Personajes que les despejaron el camino hacia fabulosos contratos y licitaciones, a préstamos imposibles. Que nos contaron, al mejor estilo de Las Mil y una Noches, historias de ensueño. De príncipes y princesas. De unos jóvenes de éxito que, sin haber inventado nada, de un día para otro construyeron un imperio.

El problema es que la Fiscalía y la Corte Suprema de Justicia siguen creyendo en cuentos de hadas y les siguen dando a los Nule y su banda trato preferencial. Los dejaron salir del país por la puerta de enfrente, sin por lo menos preguntarles si pensaban volver. Y, una vez cómodamente instalados en Miami e Italia, los han dejado hacer lo que les antoja estrenando de paso una novedosa modalidad de “Justicia a Domicilio”.

Desde la exuberante Miami, los Nule están dedicados a “sapiar” a todo el mundo, incluidos sus cómplices. A construir la nueva fábula: “de los pobres nulecitos sin nadita que pagar” y forjarse una imagen de víctimas que les permita abonar el terreno para una futura multimillonaria demanda en contra del Estado porque, al decir de Miguel Nule, “los robados fueron ellos”.

La Fiscalía y la Corte Suprema de Justicia están en mora de solicitar la extradición a Colombia de los Nule y sus amigos, llevarlos a la cárcel y obligarlos a devolver aunque sea una parte de todo lo que se robaron.

Ya sé que pensar en que eso va a pasar es creer en cuentos de hadas, pero que caray. Si ya nos tragamos el cuento de que los Nule eran la versión moderna y nacional del Rey Midas, quien quita y aparece por ahí un fiscal o magistrado que no le deba el puesto o un ascenso a tanta gente importante metida en el robo del siglo y decida hacer pronta y cumplida justicia.

PD. Seguro viene en camino un libro sobre la historia de ascenso y descenso de los Nule, escrito por alguno de sus amigos.

  Share: