“La Ola Verde, Antanas Way’s”

El viernes a las 7 de la noche, para celebrar sus primeros dos años al aire, lasillavacia.com invitará a un grupo de usuarios al auditorio León de Greiff de la Universidad Nacional para ver el estreno del documental “La Ola Verde, Antanas Way” producido por las periodistas Margarita Martínez y Juanita León, directora y fundadora del Portal.

El documental cuenta la historia tras bambalinas de la campaña del Partido Verde y su candidato estrella, Antanas Mockus. Es un documento honesto. Serio, sólido. Sincero, muy sincero. Demasiado sincero. De pronto algo ingenuo. Tan ingenuo como la campaña misma.

“La Ola Verde, Antanas Way” es un aporte muy valioso a la historia de la manera como se hace política en Colombia. Otra manera de hacer periodismo. Retrata de cuerpo entero la que a mi juicio fue, y que conste que lo escribí en mi Libreta de Apuntes mucho antes de que el resto del país se diera cuenta, la campaña más inteligente y original que se ha hecho en Colombia.

Tan buena y sorprendente, que logró llamar la atención nacional e internacional; asustar a casi todas las campañas rivales; a encuestadores y medios de comunicación. Pero tan ingenua que no logró convencer a sus dirigentes, protagonistas y seguidores de que tenían en sus manos una carta ganadora que había que cuidar, pulir y complementar.

Como lo cuenta el documental, a la campaña verde le sobró entusiasmo y le faltó malicia. Sus dirigentes nunca entendieron la necesidad de conectar a la “Ola Verde Digital” con la realidad para convertir en votos y triunfo el fervor de sus militantes. Creyeron que ganar en Facebook y Twitter les garantizaba el triunfo y se olvidaron de todo lo demás. No verificaron cosas básicas como la edad de sus votantes potenciales, si estos tenían cédula y si la tenían inscrita. Tampoco se preocuparon por facilitarles la llegada a las urnas. Errores de principiante.

La estrategia de comunicación, lo admite el documental, fue un verdadero desastre. Sigo creyendo que no existió. La campaña verde nunca tuvo el control de la situación. Siempre estuvo a la defensiva o cometiendo errores que sus rivales cobraron por ventanilla.

Tan evidente era el caos que durante un viaje, la cámara de Margarita registra a Luis Eduardo Garzón cuando, entre chiste y chanza, acusa a Mockus de “trabajar para la campaña de Santos” por sus contantes metidas de pata en los medios de comunicación.

Dejar en manos de un actor la preparación del candidato para los debates en TV fue un craso error. No bastaba con verse bien o tratar de transmitir emociones. Se requería mucho más. Sobre todo en esta campaña, la primera que se ganó y perdió en los debates. Tan grave como dejarse llevar por la presión de los medios y las campañas rivales ante las contradicciones del candidato, dejarse provocar durante los debates o tratar de quedar bien con todo el mundo.

¿Qué tal el error de Mockus la noche de la primera vuelta?  Cuando todo el país esperaba escuchar el próximo Presidente de Colombia se encontró, en vivo y en directo, con un show más parecido a la prédica dominical de una secta religiosa, que al inicio de la etapa definitiva en la carrera hacia la Presidencia de la República de Colombia.

Es tan sincero el documental que termina disculpando al polémico JJ Rendón de las acusaciones de venir a Colombia para organizar una campaña sucia. La verdad es que los verdes cometieron tantos errores que organizar una campaña sucia en su contra resultaba una estúpida pérdida de tiempo.

“La Ola Verde, Antanas Way” es una película que deberían ver los aspirantes a cualquier cargo de elección popular. Asesores políticos, estudiantes de ciencia política, publicidad y comunicación. Y, por supuesto, los verdes. Todos los verdes, tanto los directivos como sus seguidores para que en la próxima campaña agucen sus sentidos, pongan los pies en la tierra y eviten repetir los errores que les arrebataron una victoria que creían asegurada.

El documental se podrá ver por televisión abierta el próximo sábado después de las nueve de la noche por el Canal Caracol.

  Share: