A este rompecabezas le faltan piezas

Al rompecabezas del “Desfalco a la Salud” le hacen falta piezas. Muchas y muy importantes piezas.

Si el robo beneficiaba directamente a las EPS ¿por qué no sabemos de allanamientos, confiscación de computadores y documentos contables en las EPS?

¿Por qué no ha sido capturado sino un funcionario medio de una EPS, al que ya desautorizaron sus jefes,  si, de acuerdo con las noticias, estaban implicadas por lo menos cinco EPS en el negociado?

¿A dónde fue a parar el dinero robado? ¿A los bolsillos de funcionarios y empleados de segunda y tercera categoría o a las arcas de las poderosas EPS?

Si se pueden establecer montos aproximados, entre $ 3 billones y $ 4.5 billones, quiere decir que hay registros contables, que se le puede seguir la pista a los dineros y, eventualmente, que las EPS los tendrían que devolver al Estado?

¿Si hay cientos de personas involucradas en el desfalco porque sólo hay detenidos cinco mandos medios? ¿En dónde están los ladrones? ¿Alguien los alertó?

¿Podemos creer que ningún alto directivo de las entidades del Estado o de las EPS estaba involucrado en el desfalco y que sólo era un plan diseñado y operado por una “bandita de mandos medios”?

Si hay documentos que demuestran la creación del “Cartel de las EPS” para tumbar al Estado, negar servicios, prótesis y medicamentos, evadir obligaciones y birlar recursos como lo demostró lasillavacia.com, ¿en dónde están las sanciones?

Ojalá el asunto no se quede en la punta iceberg porque como empezó, empezó mal. Creo que hasta el momento hay más afán, titulares e indignación que resultados.

A este rompecabezas le hacen falta piezas. Muchas y muy importantes piezas.

 

 

 

 

  Share: