El Ojo del Halkón

Había esperado un tiempo para ver como se ponían las cosas antes de escribir nuevamente y desde las hermosas montañas de mi querido Neira, no se si muchos de ustedes saben, es mi tierra natal, se veían las cosas tan despejadas y claras como una mañana de verano, pero de un momento al otro aún haciendo sol cayó un fuerte chaparrón que dejó simplemente el ambiente entre un calor mediano y un frio que casi no se notaba, pero la gente ya andaba tranquilamente por sus calles tratando de correr y de buscar que hacer en un lugar en donde el desempleo es campante y muchos de sus hijos incluido yo han partido, para regresar solo por unas horas y mirar con tristeza la casa paterna y el desamparo en que se encuentran esas calles por donde corrió nuestra juventud. Neira está abandonada y no estoy de acuerdo que sea únicamente porque está tan cerca de la ciudad capital, Manizales, y con tristeza escuché la noticia del momento, que está en poder de los delincuentes y que se trata de pavimentar unos kilómetros de la vía, lo que me hace recordar que una de las primeras notas que hice cuando me inicié en el mundo del periodismo fue que la maltrecha carretera entre Neira y Manizales nunca la terminaban y todo por culpa de los politiqueros que solo van a “Godorria” por los votos y luego la dejan en las manos de Dios.

Quiero aclarar que se le dijo a mi pueblo “Godorria”, porque fue cuna de una estirpe conservadora, lo que no quiere decir que el resto de sus descendientes lo fueran. Me perdonan pero estoy triste, fueron pocas las caras conocidas y a quienes vi les noté ya llenos de años y pobres, porque donde nacimos no dio lo que nosotros ilusionábamos de niños y era que una tierra tan rica repartiera sus riquezas de manera adecuada.

Sería bueno que quienes somos de Neira, volviéramos a ella o que desde nuestros sitios en donde vivimos alrededor del planeta hiciéramos algo y no nos olvidáramos, como algún día lo hicimos quizá de nuestros padres.

+++++++++++

Ya volviendo a la realidad, si fue que fui de ella, miro con vergüenza lo que está sucediendo en el país y recuerdo lo que me decía un amigo en España, quisiera conocer a Colombia, no solo porque es de gente buena, sino porque sus riquezas son inagotables y le preguntaba el porqué a lo que me dijo: “si han podido sobreponerse al saqueo no solo de los Españoles, sino de los empleados corruptos es porque tienen mucho dinero” y de verdad que tiene toda la razón, porque aquí roban desde el más pequeño edil hasta el más flamante alcalde, gobernador, parlamentario y en fin todo el que puede y muchas veces nuestra justicia se hace la de la vista gorda.

Hace unos años, se hizo el gran escándalo del robo de 13 millones de dólares, luego el robo de una caja pensional, el robo en varios departamentos, bajo el título se robaron el departamento tal… y ahora vemos como se están robando lo más sagrado de un ser humano que es la salud, lo que está sucediendo con Saludcoop y con varias EPS es quizá mas grave que lo que está pasando con “el carrusel de la contratación”, para muchos no lo será, pero si miramos desde nuestro punto de vista nos damos cuenta que por esta causa cientos de personal han tenido que perder la vida, a los afiliados se les descuentan sus aportes por derecha y el Estado da sus aportes, puede ser un poco retrasados pero los da y no es justo que una parranda de sinvergüenzas inviertan estos que son dineros sagrados en grandes clubes y centros de recreación, sin que nadie les diga nada.

Lo peor del caso es que muchas veces no falta quién siendo de los medios de comunicación, el Gobierno y otros sectores estén de acuerdo o se hagan los de la vista gorda, solo por el hecho de ir a jugarse un “partidito” de golf y de pasar un fin de semana en esos lugares. Es el colmo que cerca de donde se invertían los dineros “extras” de Saludcoop tuviera propiedades el propio contralor de la República, Turbay Quintero y este no dijera nada, porque podían ser sus amigos.

La corrupción es campante, la vemos en el sector privado, en el sector público y en deporte, pero es bueno lo que está sucediendo en estos momentos, cuando tanto la Fiscalía General de la Nación como la Procuraduría, la Contraloría y el propio presidente Santos estén al frente de esa gran campaña de persecución a los ladrones de cuello blanco. Es bueno que se aclare lo que está sucediendo en la capital colombiana y en las diferentes regiones del país, pero sin estar sacando la cara por el actual gobierno, no se le puede obligar ni encartar por las cosas sucedidas en anteriores administraciones, pero sí vigilancia estricta a lo que está sucediendo en estos momentos.

Hay que castigar a los alcaldes y gobernadores y demás funcionarios que dan rumbos diferentes a las partidas que son exclusivamente para ayudar a los damnificados del invierno, porque no podemos estar de acuerdo que las donaciones que se dan se administren muchas veces como dinero de bolsillo, pues esto hace cada día que la situación se vuelva mas grave.

+++++++++++

Decía en su columna de hace algunos días el periodista Gustavo Castro Caicedo que los periodistas no debemos de violar la ley y muchas veces no es que violemos la ley sino que queremos hacer justicia con nuestras propias manos, y lo peor es tapar los errores de quienes nos caen bien y eso sucede en todos los campos, tanto los que escriben sobre política, economía y deportes y sin dejar de un lado lo que sucede con los de farándula, quienes en vez de resaltar los logros de los artistas de la farándula se dedican a acabar con las vidas personales e íntimas.

Se queda un estupefacto al leer los titulares tanto en los medios impresos, como en televisión y el manejo amañado que se le da a los diferentes temas y da tristeza porque el periodismo debe ser objetivo y no amañado, muchos lo hacen por ser enemigos del sujeto que es noticia, otros por conveniencias económicas y otros que es lo peor, por amistades cerradas y se olvidan que al frente del periódico, de la televisión y al oído de sus radios hay personas que merecen respeto y de verdad necesitan que se le digan las cosas como son.

Muchos son periodistas para figurar pero no para prestar el servicio que se les ha encomendado.

+++++++++++

La pelea por la candidatura a la alcaldía de Bogotá se pone cada día más como para alquilar balcones, lo que está sucediendo con el Partido Verde no es justo, porque esta colectividad debía de echarse al agua sola y ya que se dejó contar en las elecciones presidenciales con excelentes resultados, debía de hacer lo mismo en los comicios del mes de octubre. La candidatura de Enrique Peñaloza es quizá la más fuerte, pues Peñaloza es el alcalde que necesita Bogotá en estos momentos, pero el oportunismo de otros movimientos y partidos no debía de darse, y en caso de darle el respaldo político, sería bueno que en caso de llegar a la Casa Lievano, Peñaloza tuviera autoridad y se le dejara gobernar, porque si se va con el deseo de la tajada burocrática, las cosas están perdidas desde este mismo momento y no sabemos hasta donde va a aguantar nuestra amada y abnegada Bogotá.

+++++++++++

Que metida de pata, que pérdida de tiempo y que retroceso el del Polo Democrático, quiero aclarar antes de decir lo que voy a decir, que no soy simpatizante del Polo, pero si un admirador de ese gran trabajo que se venía adelantando, como única alternativa de oposición en el país. Vi con muy buenos ojos como el Polo fue creciendo y se fue llevando por delante a muchos que seguían cometiendo los mismos errores de antaño, pero es el colmo que personas buenas como las hay en ese partido político hayan perdido la oportunidad de demostrar que haciendo las cosas bien se sale adelante, pero sin caer en ataques innecesarios quiero ser concreto en afirmar, que el Polo Democrático está en cuidados intensivos y todo por el desenfreno y deseo burocrático de muchos de sus integrantes. Les sucedió lo que al diabético que llega a la pastelería y se quiere comer todas las tortas. Sería bueno que las directivas del Polo hicieran un alto en el camino, y estuvieran conscientes de la responsabilidad que tienen con el país y retomaran el rumbo y no dejaran a ese grupo de colombianos que es bastante grande y que aún sigue creyendo que las cosas se pueden mejorar. El caso que la administración de Samuel Moreno haya sido un fracaso en varios puntos, no es para que la ciudad y el propio Polo Democrático paguen los errores del burgomaestre y de su hermano Iván.

Por: Rudames

  Share: