El Ojo del Halkón: corrupción, verdes y la niña

Los escándalos de la corrupción que aparecen cada día, lo dejan a uno mas que aterrado, no sabemos si es por la manera inmediata de los medios y la investigación que muchos de estos adelantan, los que han hecho que se descubran todas las cosas que están sucediendo, no solo en el sector salud, sino en el mismo seno de las fuerzas armadas, como en el caso de Tolemaida, en donde de verdad es vergonzoso lo que se estaba presentando, porque estaba sucediendo lo mas bajo y constante que es lo que sucede en las cárceles del país, en donde hay unos caciques de patio, quienes son los encargados de cobrar por las celdas y manejar la vida de los demás detenidos como se les viene en gana.

 

Parece que mucha gente en este país quisiera manejar la justicia a su acomodo, y eso no se debe dejar, estoy de acuerdo que las cárceles no sirven para recuperar a quienes han cometido una falta ante la sociedad, porque si el procesado no tiene verdaderos cimientos, sale peor de la cárcel, porque sale con venganzas y deseos de hacer justicia por sus propias manos, en especial cuando se ha sido víctima de una mala administración de justicia. Mucho hay que decir de lo que sucede en el seno de las cárceles, porque muchos de los guardianes abusan de los retenidos y cuando se manejaba dinero se chantajeaba por prestar un servicio que debía ser gratuito, como era una notificación, entregar información a un familiar o llevar al mismo necesitado a que se le atendiera por parte de un médico. Mucho pasa en las cárceles y poco es lo que se dice por la famosa ley del silencio.

 

Esperamos que los que cometieron las faltas en Tolemaida las paguen y no sigamos con el cuento que es que en nuestra sociedad hay delincuentes de primer y de segundo grado. Sería bueno que lo que dice el ministro Rivera lo cumpliera y de una vez por todas recuperara la credibilidad que ha perdido, por la falta de resultados en el campo de la seguridad tanto en las zonas urbanas como en las rurales. Ministro no se le olvide que como dice el adagio popular el asunto es: “a Dios rogando y con el mazo dando”.

 

+++++++++++

 

De verdad que me puse verde de la ira y eso es grave porque hacía dos o tres días me había puesto amarillo también de la ira, y explico el porqué: comienzo por el final, amarillo de la ira porque a pesar de no ser simpatizante del Polo Democrático Alternativo, lo miraba con mucho respeto, pero ahora con esa serie de anomalías que se han presentado tras la mala administración de Samuel Moreno Rojas en la capital colombiana y el deseo de la tajada burocrática por parte de quienes aspiran a reemplazarlo, aunque sea en encargo, me siento totalmente defraudado, porque vi al Polo Democrático como ese partido alternativo de oposición que necesita el país, en donde cuenta con hombres como Jorge Robledo y las mismas capacidades de Clara López Obregón, pero no fueron oposición sino que comenzaron a atacar y a no ver nada bueno del Gobierno y a creer que solo ellos tenían la última palabra, no haber tomado determinaciones rápidas en cuanto a la administración de Samuel Moreno y el comportamiento de su hermano Iván llevaron a la colectividad a perder credibilidad entre sus seguidores y respeto por quienes los miraban desde la otra orilla, como guerreros, honestos y echados para delante. Levantarse en este momento el Polo le va a ser bastante difícil y es quizá la oportunidad para que quien salga elegido por el presidente Santos para trabajar en los tres meses de suspensión del alcalde Moreno o quizás mas, corrija el rumbo y sin proselitismo barato saque de este atolladero a los amarillos que tantos simpatizantes llegaron a tener.

 

Verde de la ira, porque el partido Verde con tres cabezas brillantes como Antanas Mockus, Lucho Garzón y Enrique Peñaloza se ha desteñido y que bueno hubiera sido que Peñaloza hubiera mirado las cosas desde otro punto de vista y hubiera recogido las banderas de Mockus y se hubiera lanzado a buscar la Alcaldía de Bogotá con ese buen número de votos alcanzados en los pasados comicios electorales. No se sabe si fue por miedo o inseguridad que se pensó en llevar la carga livianita, mientras que los votos se consiguen con la fama y trayectoria del ex presidente Alvaro Uribe. Y seamos conscientes que aun son muchos los seguidores del ex presidente, aunque muchos crean que ha llegado a su fin en su carrera política, pues nosotros creemos le va a servir a Uribe para oxigenarse y porque no coger alas, rumbo a una nueva Presidencia de la República. Lucho defraudó y se habla en los mentideros políticos que ya no puede hacer nada porque está quemándose como papeleta después de festejo. Además se le agrega al partido Verde el mal manejo de los medios de comunicación, pues uno de sus fracasos en la pasada campaña presidencial, fue sin lugar a dudas las malas relaciones con algún sector de la prensa, olvidándose que todos los sectores, por las populares que sean, deben de estar informados de las actividades de sus candidatos.

 

+++++++++++

 

Con extrañeza veía una nota en Noticias RCN, cuando el periodista indagaba por la actitud de una profesora de un colegio al sur de la capital, quién hizo un dictado a sus alumnos informándoles que por la persecución contra el alcalde Samuel Moreno, a partir de la fecha no tendrían el almuerzo acostumbrado que se les daba a diario en dicho centro educativo. Pero la sorpresa fue más cuando el rector del mismo dijo que ellos no habían dado esa orden y la profesora de marras no se encontraba por ningún lugar. Quién pudo estar detrás de la actitud sospechosa de la profesora en mención? Esto vale la pena que lo averigüe la Secretaría de Educación de Bogotá.

 

+++++++++++

 

El presidente Juan Manuel Santos dijo este fin de semana que llegó a su fin el fenómeno de La Niña, esperamos que sea verdad y que los datos que le dieron al Jefe del Estado sean exactos y que no nos durmamos sobre los laureles para después llorar cuando de un momento a otro vuelvan las fuertes lluvias y acaben con lo poco que queda en el sector agrícola que ha sido quizá el mayor perjudicado de esta ola invernal. Porque se acabó el fenómeno de La Niña no debe de acabarse las investigaciones contra las CARs y los mandatarios irresponsables en tomar medidas para evitar desastres y mucho menos contra aquellos que se han apoderado de los dineros para ayudar a los damnificados.

 

El tema de la salud se merece un artículo aparte y quizá no lo he tocado muy a fondo para ver que sigue saliendo, pero como decía mi abuelo, lo de Saludcoop no tiene perdón de Dios y qué decir de los directivos que quisieron hacerse pasar por sindicalistas con el solo deseo de conservar sus cargos, por lo que he sabido el sindicalismo es para defender el derecho de los trabajadores y no para ocultar delincuentes.

 

Por: Rudames/ [email protected]

  Share: