Es posible convertir, encantar y hacer de lo ordinario algo sagrado

Por: Jorge Consuegra (Libros y Letras)

Bogotá, mayo 30_RAM_.….  Hacer una entrevista por la Internet es algo realmente impersonal, raro, extraño, pero sorprendente al mismo tiempo. Yo, por ejemplo, no tengo ni idea de quién Ana Cecilia Ojeda. Simplemente supe de ella por medio de la periodista Catalina Mateus quien me envió una curiosa información sobre un libro cuyo título pensé que era una broma, pero ya luego supe que era algo singular.

 

Una de las traductoras es Ana Cecilia Ojeda con quien dialogué en el espacio cibernético sobre este libro, César el abre caminos de Bernard Montaud (Intermedio) que ha despertado más que curiosidad no sólo entre quienes ya conocían al autor, sino entre quienes- también curiosidad- los picó aquel gusanito de saber qué hay detrás de esas páginas de las que tanto se habla ya que ha vendido miles de ejemplares en Francia y EUA ocupando a lo largo de las semanas los primeros lugares de ventas.

 

–              ¿Desde cuándo usted hace traducciones?

–              En cuanto a mi, tengo una formación de base en traducción literaria, realizada durante mis estudios de “lenguas vivas extranjeras” en la Universidad de la Sorbona en París, trabajo que he mantenido y perfeccionado  durante mis treinta años de experiencia profesional. El trabajo de Patrick Simeón ha sido el de acompañar mi traducción y velar por el sentido y por la música del texto.

 

–              ¿Qué tipo de traducciones ha hecho?

–              He realizado diferentes tipos de traducciones, pero fundamentalmente he traducido ensayos de crítica literaria, por ejemplo he realizado traducciones de ensayos de Jacque Gilard con relación a la literatura colombiana.

 

–              ¿Desde cuándo traduce libros?

–              La primera traducción de un libro completo fue la de mi tesis doctoral, escrita y sustentada en francés y luego traducida al español y publicada bajo el título “El mito bolivariano en la literatura latinoamericana, Ediciones Universidad Industrial de Santander, Bucaramanga 2002, esta es entonces la segunda traducción de un texto completo que realizo.

 

–              ¿Cuándo supo de este autor tan importante hoy en el mundo editorial y espiritual?

–              Luego de haber conocido a mi compañero de vida que es alumno de Bernard y que practica desde hace veinte años sus enseñanzas y luego de haber leído prácticamente todos los textos del autor y de haber tenido la suerte de conocerlo personalmente, pero fundamentalmente porque en él encontré el complemento que faltaba a mi formación académica y a mi vida, respuestas concretas a las preguntas esenciales del ser.

 

–              ¿Qué la atrajo del autor y del tema?

–              En lo que concierne a Patrick mi coautor de la traducción, su atracción y admiración por Bernard surgen de la correspondencia casi milimétrica entre lo que él dice y lo que hace; Bernanrd es un hombre de verdad; en cuanto al tema, este libro muestra que es posible convertir, encantar y hacer de lo ordinario algo sagrado y motiva hacia la búsqueda, la comprensión y el conocimiento del mundo interior; es un libro que en su simplicidad aborda temas tan graves como la muerte, pero siempre del lado de la vida. En cuanto a mí, el honor de poder ser la traductora a otra lengua del primer libro de Bernard, pero sobre todo el poder traducir y dar a conocer en Colombia, es la poesía fundamental que habita este texto y este autor.

 

–              ¿Qué fue lo más complicado de esta traducción?

–              Respetar la poesía del texto sin perder el sentido y encontrar las equivalencias precisas a nuestro español, pues hay cosas que se sienten y se piensan en una lengua que no necesariamente se piensan y sienten de la misma manera en la otra, es decir el diálogo de las dos culturas.

 

–              ¿Cuál fue la mayor satisfacción?

–              La complicidad de la pareja en la traducción y la felicidad de Bernard al vernos trabajar en su libro. De la misma manera encontrar la aprobación y el trabajo atento del editor que desde el primer momento nos escuchó y tuvo en cuenta nuestras propuestas y sugerencias. También, sentirnos útiles para la sociedad entregando un texto tan profundo y bello como este.

 

–              ¿Quién cree que debe leer este libro?

–              Todo el mundo puede leerlo, no hay un público específico a quien esté dirigido, todo aquel que se interese en su vida interior sin tener en cuenta la religión, creencias o o espiritualidad a la que se pertenece.

 

–              ¿Este es un libro más para reflexionar, para pensar, para un buen rato de ocio?

–              Las dos cosas pero sobre todo este libro ayuda a vivir mejor.

 

–              ¿Qué es lo que más le atrae del autor?

–              El sentido práctico, la novedad y amplitud de sus enseñanzas  que estamos intentando dar a conocer y practicar en Colombia .

 

–              ¿Está trabajando en otro libro del mismo autor?

–              Sí. Estamos haciendo la traducción de Dialogar con su ángel, una vía espiritual occidental que es la puesta en práctica y la concreción de las enseñanzas presentes en César el abre caminos.

  Share: