SaludCoop, sindicato express

Se necesitan muchas agallas, insolencia y cinismo para retar al Estado de la manera como lo acaba de hacer la cúpula directiva de SaludCoop al crear un “Sindicato Express” para evitar el acceso y control real del Estado a sus cuentas y documentos claves.

 

Se necesita mucha ineptitud, desinterés y desinformación por parte de los funcionarios del Ministerio de Protección que no sólo permitieron la creación de ese sindicato de papel, sino que le otorgaron el reconocimiento de manera inmediata, según nos informa hoy la prensa.

 

Se necesita mucho poder y la asesoría de pesos pesados para retar de manera tan descarada a millones de afiliados indignados por al corrupción de la entidad encargada de prestarle salud y asistencia. Un servicio por el que ellos y el Estado pagan.

 

Veremos si el Gobierno, en cabeza del Ministerio de Protección y la Superintendencia de Salud, es capaz de hacerse respetar. Lo que acaban de hacer los directivos de SaludCoop es un desafio que de no ser asumido con mano firme tendrá efectos colaterales muy graves en otras instituciones y servicios que enfrentan procesos similares.

 

Robarle un peso a la salud puede marcar la diferencia entre la vida y la muerte. Dejar que los señores de SaludCoop y sus empresas, que llevan años malversando los dineros de la salud será enviar la señal de que el poder político y económico son más imprtantes que el poder de los ciuadadanos a quienes el Gobierno juró proteger.

 

Lo que está pasando en el sector de la Salud es el Juego de Poder más definitivo que tiene entre manos el Presidente Santos y su equipo. Mucho más que enfrentar a la guerrilla, los paramilitares o los narcotráficantes. Las EPS estaban (¿están?) jugando con la vida de millones de personas.

  Share:

Author: [email protected]