El Ojo del Halkón

Por: Rudames

 

La violencia que se está tomando a los estadios del mundo ponen a pensar al verdadero aficionado si debe de ir a acompañar a sus equipos o simplemente sentarse al frente de una pantalla fría para ver los noventa minutos de juego. Lo sucedido en Buenos Aires con la eliminación del River Plate, uno de los equipos grandes, de los más grandes, como dicen los mismos argentinos, quienes consideran que Dios solo es argentino, es grave y eso es culpa nada más y nada menos que de las directivas de los equipos, que han mirado a los jugadores como elementos comerciales únicamente, a los que se pueden exprimir y sacarles el jugo, sin darles las garantías laborales y personales que se merecen.

 

Por mas medidas que tomen las autoridades, estos escándalos como los de acabar con la propiedad privada, golpear a hinchas indefensos, insultar jugadores y maltratar a la gente de la prensa, no van a desaparecer hasta que no formemos a esas hinchadas desde el propio seno del hogar, porque es normal ver a los padres tratar mal a sus hijos y a sus esposas, a utilizar vocabulario soez y muchas veces olvidarse de donde están los hijos, porque el mundo moderno está dando tiempo para muchas cosas más, que para la formación de la familia y cuando no hay una buena familia formada, no habrá buenos ciudadanos. Ahora los padres están equivocados con que por medio de la modernidad y la tecnología los muchachos están ocupados y no son un estorbo para las actividades de los mayores, pero los estamos dejando a la deriva y verlos llenos de violencia y con deseos de acabar con el mundo, eso debe de llevarnos a preguntarnos que es lo que llevan por dentro y que es ese rencor que les carcome y que mediante una defraudación deportiva quieren sacar a flote. Las barras bravas hay que controlarlas, pero primero debemos de orientar a nuestros jóvenes.

 

Esperamos que esta no sea una mala antesala a la Copa América que se inicia este fin de semana en territorio argentino y recordemos que ellos han rechazado por lo menos de labios para afuera la violencia, porque hace exactamente 10 años no vinieron a Colombia con su equipo por miedo a la violencia que según ellos estaba acabando con nuestro país, hacemos votos para que a ellos no se les voltee la torta y que en vez de un bonito juego lo que muestren es violencia en sus calles. El deporte es salud, es paz, es amor y es convivencia, eso debe ser la Copa América Argentina 2011.

 

+++++++++++

 

Volviendo al país, están sucediendo cosas que lo ponen a uno a reflexionar tanto en el campo político, como en el social y es que sin lugar a dudas estamos pasando por un momento de transición, en donde todos queremos aparecer en primer lugar a si sea sacando a codazos a los demás. Decía el adagio popular “que hay gente que ni raja ni presta el hacha” lo que quiere decir que muchos no hacen nada y se dedican a criticar lo bueno que hacen los demás. Por ejemplo, con referencia a la ley de víctimas que es una gran novedad y una gran apuesta para salir de la violencia que nos invade, son muchos los incrédulos, pues el día que se sancionó esta ley, muchos personajes nos comentaron que ésta no pasaría de ser letra muerta, a lo que nosotros decimos que están equivocados, porque creemos en las buenas intenciones del Gobierno y del buen trabajo realizado en este campo por parte del Congreso.

 

Con referencia a la situación de orden público en el país, el asunto está pasando de castaño a oscuro y la gente ya está asfixiada, en especial, el ciudadano de a pie que ve cada día como está amenazada su seguridad y a pesar de lo que diga el gobierno Santos, las cosas andan de mal a peor. Yo creo que además del cambio de Ministro de Defensa, se debía de pensar poner al frente del Comando de las Fuerzas Armadas a alguien que conociera mas de este tema, porque el comandante de la Armada Nacional, con todo respeto, parece que este trabajo le está quedando grande, porque es necesario que esté al frente alguien de mano dura y que no planifique tanto sino que actúe, lo que no quiere decir que no respete los derechos humanos, pero hay cosas que no se pueden tratar así simplemente, como decía mi abuela, con pañitos de agua tibia.

 

+++++++++++

 

No me convenció para nada ninguno de los candidatos a la alcaldía de Bogotá, durante el programa de Caracol Radio el domingo anterior, no hay propuestas concretas y los que debieron de imponer la pauta, como son Enrique Peñalosa y Jaime Castro estuvieron bastante flojos, porque los jóvenes Galán, Parodi y Luna dejaron ver que aun le falta pelo pal moño, porque hay que meterse en los problemas de la ciudad y no tocar las cosas por encima, y si hablamos de Petro también le faltó ser mas concreto y no mostrarse como el salvador de la capital colombiana. Desde hacía muchos años no se veía una situación como esta, donde faltara un candidato de peso, pero la verdad es que como dice el adagio, “los pueblos tienen los gobiernos que se merecen”.

 

Bogotá necesita un alcalde de peso, un alcalde sin demagogia, que sepa cómo va el agua al molino y que saque a esta gran capital del caos en que vive. Otra cosa que necesita Bogotá es que los medios de comunicación digan sinceramente lo que está sucediendo y no siempre dorando la píldora al lado del mandatario de turno.

 

No he tocado el tema de la alcaldesa encargada Clara López Obregón, porque es bueno darle un compas de espera y como decía un informe de Ecos Políticos hace una semana, en las espaldas de esta mujer, rebelde y revolucionaria venida de las entrañas de la alta sociedad está sacar adelante la administración mas que caída de Samuel Moreno y al Polo Democrático, partido este que tiene que ser una gran alternativa no solo para la capital colombiana sino para el país en cuanto a oposición se refiere, porque en Colombia en este momento no tenemos otro partido de oposición en el gran sentido de la palabra.

 

+++++++++++

 

Creo que los medios de comunicación nos quedamos cortos al registrar la gran noticia de la declaratoria de la Unesco del Eje Cafetero como Patrimonio Cultural de la Humanidad, esto es tan importante, pero para muchos fue más importante el triunfo de la Selección Colombia, la violencia en los departamentos del Cauca y Nariño, lo que nos demuestra que las cosas buenas no van a ser nunca noticia en nuestro medio. Esto no quiere decir que los triunfos y la preparación del seleccionado colombiano no sean valiosos, pero la declaratoria de la Unesco da una gran oportunidad para atraer las miradas de muchas latitudes del mundo hacia esta bella región del Eje Cafetero, y al mismo tiempo al país, que sigue figurando a nivel internacional como productor de coca, de violencia y de muchas cosas negativas mas, pero que cosas como los logros deportivos y las noticias culturales dan un respiro para que las gentes quieran venir al país y se active esa gran industria sin chimeneas que es el turismo. Debemos los comunicadores tener mas conciencia y dar importancia a esta clase de noticias y no hacer lo que están haciendo los canales de televisión que se han vuelto últimamente informadores de crónica roja y desastres. Es bueno cuando se da un respiro y se muestra lo bueno que hace el colombiano común y corriente.

 

[email protected]

  Share:

Author: [email protected]