Señores candidatos: ¡mentir no paga!

Este martes 13, La W Radio transmitió durante casi toda la mañana dos grabaciones del candidato a la Gobernación de Bolívar, Juan Carlos Gossain. La primera, es un fragmento de una entrevista concedida el lunes a esa estación en la cual decía que no apoyaba a ningún candidato a la Alcaldía de Cartagena. La segunda, es una grabación de un discurso en el que insta a los asistentes a votar por María del Socorro Bustamante.

Que un candidato a Gobernación tenga candidato a la Alcaldía de la capital de su Departamento no está prohibido. No es ilegal, ni antiético. De hecho todos deberían tenerlo y hacer campaña juntos, así los ciudadanos sabríamos a qué atenernos a la hora de votar. Tampoco está prohibido cambiar de fórmula en la mitad de una campaña. “La política es dinámica”.

Lo que no está bien, aunque no sea ilegal ni esté prohibido, es mentir. Para un político ser pillado en una mentira equivale al suicidio. O debería. Es lo que pasa en los países serios.

Ojalá que el chasco de Juan Carlos Gossain y su mentira en FM les debe servir a los demás candidatos que andan en la recta final de sus campañas para entender que el pez muere por la boca y que en los tiempos que corren las posibilidades de ser pillados en una mentira son todas.

Deben entender que hoy en día cualquier persona con un celular de gama media puede grabar un discurso, una declaración o una conversación en audio y en video. Que desde el mismo aparato esa imagen y esa voz se pueden subir a Internet y que, una vez allí nada ni nadie las podrá detener.

Señores Candidatos: en estos tiempo del Internet Móvil, la Banda Ancha, los teléfonos inteligentes, la WEB 2.0, las redes sociales y la información en tiempo real la privacidad NO EXISTE.

Entiéndanlo. Comprenda que todo lo que digan podrá y será usado en su contra. Que su discurso debe ser coherente y consistente si quieren ganar credibilidad. Si quieren que la gente les crea y vote por ustedes. Que si siguen diciendo una cosa y haciendo otra no van a llegar muy lejos.

Mi recomendación: no olviden la regla de oro de un buen político: No digan en privado lo que no puedan sostener en público.

Amén.

  Share:

1 comment

Comments are closed.