Con tal de que se vaya…

…No importa que le vaya bien.

Ese parece ser el mensaje del Presidente, Juan Manuel Santos a su Vicepresidente, Angelino Garzón a quien postuló para el cargo de Secretario General de la OIT uno de los cargos más importantes en el esquema de Naciones Unidas.

Garzón entendió el mensaje, pero fue menos diplomático que Santos y respondió casi de inmediato en Twitter: se lo agradezco, pero NO. Horas más tarde cuando el Palacio de Nariño le aclaró que irse a la OIT no lo obligaba a dejar la Vicepresidencia, Garzón agradeció el gesto.

Flaco favor le hacen al país y a su equipo de Gobierno el Presidente y el Vicepresidente de la República ventilando sus diferencias en público. Práctica que el Presidente le pidió evitar a todo su Gabinete así él mismo no sea capaz de resistir la tentación.

Los enfrentamientos entre el Presidente y su Vicepresidente se veían venir desde la campaña. El origen sindicalista y su deseo legítimo de llegar algún día a la Presidencia, hacen que Angelino Garzón trate de mantener un alto nivel de protagonismo en los grandes temas nacionales. Por eso interviene en la discusión del salario mínimo, en la reforma tributaria, la nueva Ley de Educación Superior, la pelea con los camioneros, el Plan Nacional de Desarrollo, el secuestro y liberación de Nora Valentina y la huelga de Pacific Rubiales. Todos temas, de palpitante actualidad y con un Ministro responsable. Ministros que consideran a Garzón casi como entrometido.

Ya son varias las peleas de Garzón con varios Ministros a quienes ha desautorizado en público o los ha metido en líos por asumir compromisos inconvenientes o difíciles de cumplir. La última perla fue sugerirle a los estudiantes que presenten su propio proyecto para la nueva Ley de Educación olvidando que los ciudadanos no tenemos iniciativa legislativa, pero generando una expectativa y presión inesperadas en el Ministerio de Educación y en el Congreso de la República.

Pedirle al Vicepresidente que se quede callado no sirve de mucho. Primero porque él no hace caso y está feliz en su papel de ser “la única voz de la oposición” a un Gobierno al que nadie critica y segundo, porque lo pone en desventaja frente a futuros competidores por la silla presidencial como el Ministro del Interior, Germán Vargas Lleras y el propio Presidente, Juan Manuel Santos.

Será interesante ver qué solución le encuentran al problema en el Alto Gobierno no sólo para evitar el mal ejemplo, sino para evitar que la Unidad Nacional terminé rompiéndose por el lado mas grueso de la pita.

  Share:

4 comments

Mis pensamientos y comentarios en voz baja, están plasmados en esta tu nota, apreciado Ricardo. Dicho de otra forma, comparto plenamente tu lectura de la postulación del Vice a tan alto cargo de la ONU… Amanecerá y veremos, pero lo que es claro que esta "pelea" está para alquilar un balcón cómodo… ya que va para largo. LuzMa Gamarra

Si bien no comulgo con la izquierda ramplona y falta de ideas de este país, a veces pienso que las declaraciones de Angelino, aunque inoportunas en ciertos casos, pareciera ser la única formula para que el gobierno de Juan Manuel Santos, despierte. El Presidente Santos, a quien ayude a elegir, debe empezar a gobernar; sus ejecutorias son mínimas y a su alrededor se crearon o creamos muchas expectativas; esperanzas, que por lo menos hasta ahora no se ven. Se perdieron meses echando carreta, volvió el invierno y nada se hizo para evitar tantas tragedias anunciadas. El Presidente no puede gobernar poniéndole una vela a cada santo, alguien tiene que salir chamuscado, así en ocasiones sea él mismo. Yo no creo que pueda, por mucho tiempo, seguir gobernando con el saldo social a favor que le dejó el anterior gobierno. Obras, obras, señor Presidente.

No me queda muy claro eso de que : " los ciudadanos no tenemos iniciativa legislativa " …. Te recurdo amigo Ricardo que a Angelilo lo eligieron con votos , no es un funcionario de libre remoción. Santos por ganar votos de la Izquierda no midió las implicaciones.

Si bien no comulgo con la izquierda ramplona y falta de ideas de este país, a veces pienso que las declaraciones de Angelino, aunque inoportunas en ciertos casos, pareciera ser la única formula para que el gobierno de Juan Manuel Santos, despierte. El Presidente Santos, a quien ayude a elegir, debe empezar a gobernar; sus ejecutorias son mínimas y a su alrededor se crearon o creamos muchas expectativas; esperanzas, que por lo menos hasta ahora no se ven. Se perdieron meses echando carreta, volvió el invierno y nada se hizo para evitar tantas tragedias anunciadas. El Presidente no puede gobernar poniéndole una vela a cada santo, alguien tiene que salir chamuscado, así en ocasiones sea él mismo. Yo no creo que pueda, por mucho tiempo, seguir gobernando con el saldo social a favor que le dejó el anterior gobierno. Obras, obras, señor Presidente.
+1

Comments are closed.