Ganadores y perdedores del TLC entre Colombia y EE.UU.

Por: Gonzalo Andres Muñoz.

Los malos antecedentes de Colombia en la protección de los derechos de sus trabajadores habían sido usados durante años para evitar la ratificación de un acuerdo de libre comercio entre los dos países.

Colombia está experimentando un auge de inversiones tras una mejora de la seguridad en el país. Estos son algunos ganadores y perdedores en la economía colombiana con la aprobación del TLC.

Ganadores

Flores y otras plantas, Colombia es el segundo mayor exportador mundial de flores después de Holanda y es el mayor proveedor del mercado estadounidense. Un 77 por ciento de los 1.240 millones de dólares que el país exportó el año pasado en flores tuvo como destino Estados Unidos.

El país tiene acceso preferente al mercado estadounidense desde comienzos de la década de 1990 bajo el programa conocido como Atpdea, pero esa legislación venció en febrero y a las flores de Colombia se les impuso un arancel que va del 3,2 al 7 por ciento.

Indumentaria, el año pasado, las exportaciones de indumentaria y productos textiles de Colombia a Estados Unidos crecieron un 17,4 por ciento frente al 2009. Desde el vencimiento del Atpdea, los productos colombianos como ropa para niños, jeans y ropa interior están pagando aranceles que promedian entre un 25 y un 35 por ciento.

Artículos de cuero, Colombia exportó 250 millones de dólares en artículos de cuero, como carteras, billeteras o valijas, en el 2010, gran parte de los cuales fueron a Estados Unidos. Tras el vencimiento del programa de preferencias, estos productos han pagado 3 millones de dólares en aranceles. La firma del acuerdo podría hacer crecer a este sector un 15 por ciento anual en promedio y permitir la importación de maquinaria con arancel cero.

Perdedores

Arroz, Colombia produce 2 millones de toneladas de arroz por año para consumo local y no es exportador de este alimento. Con el acuerdo, Estados Unidos podría enviar a Colombia 79.000 toneladas de arroz libre de aranceles bajo una cuota que se incrementaría gradualmente.

Los agricultores locales temen una inundación de arroz barato que los saque del mercado. Unas 500.000 familias cultivan arroz, maíz, trigo y sorgo.

Maíz, Colombia consume cerca de 4 millones de toneladas de maíz, de las cuales sólo produce 1 millón. El maíz blanco cultivado localmente se usa para alimentos, mientras que el maíz amarillo se destina para el consumo animal.

El país importó 3,6 millones de toneladas de maíz en la temporada 2010/2011. Estados Unidos ha venido perdiendo participación de mercado en las importaciones de maíz a manos de países sudamericanos, pero eso podría cambiar con el acuerdo. Los productores locales temen no poder competir.

Pollo, los productores de carne de pollo ven el acuerdo con Estados Unidos como una espada de doble filo. Por un lado, se beneficiarían con la entrada de un maíz amarillo más barato para alimentar a sus animales, pero por otro enfrentarían una avalancha de importaciones a menor precio.

Los consumidores estadounidenses prefieren la pechuga de los pollos, por lo que las compañías del país exportan las otras partes al extranjero a bajo precio.

Con estos antecedentes esperemos que en Colombia el Agro que puede ser el mayor afectado con este acuerdo sea debidamente blindado y protegido por el Gobierno, para que el tratado comercial sea un logro de desarrollo bilateral y no un fracaso unilateral.

  Share:

Author: [email protected]

1 comment

no esta bien que no se tenga un control sobre los efectos colaterales, y menos un respaldo para estas familias.

Comments are closed.