Los mensajes ganadores tienen 95% de trabajo y 5% de genialidad

Sólo quienes se toman el tiempo para construir su mensaje, pueden ser ganadores (en elecciones, en ventas, en lectores…). Entonces, si esto es así de claro por qué todavía quedan quienes aún sabiendo lo que tienen para decir no se toman el tiempo de organizarlo, de escribirlo, de ponerlo a prueba con los que están a favor y en contra.

Para construir el mensaje sólo hay que tomarse el tiempo y tener la paciencia para definir el QUÉ, el objeto, el centro, el mensaje. Luego definir la estrategia, que es el CÓMO. Luego definir DÓNDE, los medios que se utilizarán para difundir el mensaje. De allí se define el CUÁNDO, el mejor momento para presentarlo. Y el QUIÉN, cuál es público al que queremos llegar.

Es importante también que desde el principio se tenga claro el POR QUÉ y PARA QUÉ del trabajo que se va a realizar. Teniendo estás respuestas es casi seguro que el mensaje llegará a aquellos a quienes nos interesa llegar. Sin embargo son pasos que toman tiempo, mientras más tiempo se les dedique mejor será el resultado y más claro, corto y conciso será el mensaje.

Para conocer un mensaje exitoso sólo hay que ver por ejemplo candidatos que hoy son presidentes, productos que ocupan el primer lugar, blogs que son los más leídos, entre otros. Así que el objetivo es llegar a mensajes tan depurados que sean fáciles de comunicar y fáciles de retener y de replicar cuando llegan al público. Además deben ser mensajes con los que muchos se sientan identificados.

En resumen hay que aprender a escuchar para ir puliendo el mensaje a tal punto, que sean otros los que a su vez lo escuchen y lo replican entre sus redes. Así que el mensaje debe ser simple, breve, creíble, consistente, novedoso, inspirador, cuestionador, contextualizado y relevante. Para esto hay que responder el qué, el cómo, el cuándo, el dónde, el quién, el por qué y el para qué.

  Share:

Author: [email protected]

1 comment

Totalmente de acuerdo con este post. El éxito del mensaje está en su claridad. Los términos rebuscados dificultan su comprensión.

Comments are closed.