Hay que desmontar 4 mitos en nuestra Selección

Por: Ricardo Galán.–

Alrededor de la Selección Colombia versión 2011 se han tejido cuatro mitos que bien vale la pena empezar a desmontar a ver si de pronto, para las próximas fechas de las eliminatorias, somos capaces de corregir el rumbo y clasificar al Mundial Brasil 2014.

Mito No. 1.– Barranquilla debe ser la casa de la Selección porque el clima revienta a los rivales. No es cierto. De 6 puntos disputados, se perdieron 5. Argentina y Venezuela corrían mientras Colombia caminaba. En “la caldera” de Barranquilla la que lleva la peor parte es nuestra selección por una sencilla razón: la mayoría de sus jugadores están radicados y juegan en países con estaciones desde hace varios años. Sus organismos ya están habituados a climas templados razón por la cual el calor y la humedad del trópico les hace mucho más daño que a sus rivales.

La sede ideal debería ser Medellín cuyo clima se parece más al de los países con estaciones. No tengo reparos con el comportamiento de los barranquilleros. El problema no es de costeños y cachacos es de sentido común.

Mito No. 2.– La Selección Colombia puede tener dos técnicos, el experimentado Julio Avelino Comesaña y el recién llegado Leonel Álvarez siendo este último el Jefe. No, no se puede. Tener dos técnicos implica que para cada decisión se debe citar a un comité, como lo vimos especialmente durante el Partido contra Argentina, lo cual es una suicida pérdida de tiempo y concentración. Mientras ellos discutían Argentina nos paseaba. Los cambios, como ocurrió con Venezuela, llegaron demasiado tarde. Creo que el técnico debe ser Comesaña. Tiene la experiencia, el temperamento, el carácter y la autoridad que se necesita. Fue muy dramático ver a Leonel correr y gritar toda la tarde y a nadie que le hiciera caso.

Mito No. 3.– Tenemos una Selección unida, comprometida. No es cierto. En esta selección se pueden identificar por lo menos tres grupos: uno, el de “Los portugueses”, integrado por Falcao, Rodríguez y Guarín que se apoyan y son solidarios entre ellos.  ¿Recuerden la actitud de Guarín al celebrar el gol a Venezuela con la camiseta No. 9 de Falcao en alto, a sabiendas de que ese número se lo había asignado a otro jugador ante la lesión del jugador del Atlético de Madrid? ¿Nos les parece que sin Guarín y sin Falcao, James Rodríguez desaparece porque nadie le pasa el balón?

Segundo equipo, el de los extranjeros encabezado por los “italianos” Zúñiga, Yepes y Armero que juegan como allá, cada uno en un equipo diferente y el tercer equipo es el de los “colombianos” que no se pasan la bola entre ellos, ni a los demás porque ven en la Selección una oportunidad para sumarse a los que juegan en el exterior. Manejar ese tipo de conflictos de interés requiere mucho más que un técnico que corra y grite desde la línea.

Mito No. 4.–  Nos hace falta suerte. No es verdad. Lo que nos hace falta es compromiso, responsabilidad, concentración y seriedad. Contra Venezuela, derrochamos oportunidades por sobrades.  Contra Argentina nos arrugamos y les regalamos campo y balón. Los que nos hace falta, mucha falta es actitud y humildad dentro y fuera de la cancha.

  Share:

1 comment

Comments are closed.