Para saber comunicar, hay que saber escuchar

Hace poco alguien me preguntó cuáles eran los elementos a tener en cuenta para construir un mensaje exitoso y con base en el libro “Words that Work[1] hice esta lista que espero nos sirva a todos a la hora de comunicarnos.  Lo primero que hay que hacer es escuchar y hacerlo con el corazón para así saber qué es lo que los otros quieren de nuestro discurso y qué es lo que quieren escuchar.  Sólo quienes saben escuchar pueden comunicarse efectiva y eficazmente y en últimas crear comunidades alrededor de un mensaje.  Entonces, aquí 10 puntos a considerar para una comunicación exitosa:

1. Ser simple: Usar palabras simples y tener en cuenta que mientras más simplemente se presente una idea es más entendible.

2.  Ser breve: Usar frases cortas.  Algunas veces dos o tres palabras pueden decir más que mil.

3.  Ser creíble:  La credibilidad se establece de forma simple, sólo hay que decir a la gente quien es usted o qué hace.  Luego ser esa persona y hacer lo que dice que hace.

4. Ser consistente:  Repetición, repetición, repetición.  Un mensaje consistente construye la lealtad del consumidor o del seguidor.  Encuentre un buen mensaje y luego repítalo con extraordinaria disciplina.

5.  Ser novedoso:  Ofrecer algo nuevo o envolver una nueva definición en una vieja idea.

6.  Conocer el tono y la textura:  El sonido y la textura del lenguaje deben ser tan memorables como las mismas palabras.  Así que hay que ocuparse de la forma cómo suenan las palabras de un discurso.

7.  Ser inspirador:  El mensaje necesita decir lo que la gente quiere oír.  En general la gente va a olvidar lo que usted dijo, pero nunca olvidarán como los hizo sentir con lo que dijo.

8.  Saber visualizar:  Hay que pintar un cuadro real y hacer que la gente imagine a través de las palabras, invitarlos a pasar a la acción a través de las imágenes que generan las palabras.

9.   Hacer preguntas:  Muchas veces lo importante no es lo que usted dice, sino lo que pregunta.  En algunos casos una pregunta puede tener más impacto que una afirmación plana.

10.  Tener contexto y ser relevante:  El contexto es muy importante porque ubica a las personas en lo que se está diciendo.  En cuanto a la relevancia lo que quiere decir es que si el tema no le importa a la audiencia, no va a ser escuchado.

Entonces, en resumen, la comunicación debe ser: Simple, corta, creíble, consistente, novedosa, sonora, inspiradora, visual, cuestionadora, y contextualizada. 

 

 


[1] Tomado de: Luntz, F (2008).  “Words that Work”.  Hyperion e-books, New York

 


  Share:

Author: [email protected]