Confesión blindada

En la agitada sesión de hoy en el Senado hubo una confesión que está a punto de pasar desapercibida. La Mesa Directiva del Senado en pleno confesó que comprará los carros blindados que sean necesarios para los senadores gústele a quien le guste; que se reunieron con el Procurador, la Contralora y la Fiscal quienes los absolvieron por anticipado; con el Ministro de Hacienda que les garantizó la plata con cargo al Presupuesto Nacional y que el Ministro de Interior aceptó ser el intermediario de la transacción.

También revelaron los senadores Juan Manuel Corzo, Antonio Guerra y Alexander López que el acuerdo consiste en que todos los senadores deberán devolver los vehículos que tienen hoy a su cargo, sin importar el número y que a partir de ahí, cada Senador tendrá derecho a sólo dos vehículos.

Como se ve todo está listo para que los colombianos paguemos de nuestro bolsillo los $70 mil millones que cuestan los carros blindados de nuestros honorables padres de la patria.

La misma estrategia utilizarán en la Cámara de Representantes, que comprará 215 vehículos para 166 parlamentarios más sus secretarios y funcionarios de alto nivel. La diferencia con el Senado consiste en que en ese caso  será la Policía Nacional la que actuará como concesionario automotriz. La cifra debe rondar por los $100 mil millones.

Como el Procurador, el Contralor y la Fiscal ya dieron el si, tanto Senadores, como Representantes no sólo estarán blindados en sus carros nuevos sino en las investigaciones a que haya lugar.

El 2012 será un año espectacular para el negocio de los carros blindados en Colombia. Los damnificados del invierno lo sabrán agradecer.

  Share:

Author: [email protected]