¿Acoso o coincidencia?

Se discute por estos días en la OEA una propuesta de Ecuador, con apoyo de Venezuela, para que se limiten los recursos que ese organismo destina a la Relatoría para la Libertad de Expresión, dependencia encargada de monitorear y defender la libertad de prensa en la región.

Que la iniciativa provenga de Ecuador y Venezuela no sorprende dado el escaso respeto que los gobiernos de Rafael Correa y Hugo Chávez han demostrado por las libertades de prensa, opinión y expresión. Es bien conocido como esos dos gobiernos utilizan todos los recursos a su alcance, incluido el acoso judicial, para perseguir a los medios y periodistas que los critican hasta que logran su silencio o su clausura.

Como los malos ejemplos cunden, empiezan a aparecer en Colombia síntomas de acoso a medios y periodistas que cuestionan a funcionarios e instituciones.

El caso mas reciente es el de María Isabel Rueda a quien la Fiscalía citó con carácter de urgencia a un despacho judicial apenas 48 horas después de publicar una columna en el diario El Tiempo en el cual denuncia que el esposo de la Fiscal General y ella misma, podrían haber tenido negocios con los grupos paramilitares.

En su columna, María Isabel Rueda le pide a la Fiscal hacer claridad sobre la situación. Hoy, en una carta a la Fiscal General, la periodista le solicita aclarar si la citación está relacionada con su columna del domingo.

¿Es la citación judicial, enviada a La W, medio muy critico de la gestión de la Fiscal, una razón a Bolívar para que la entienda Santander? ¿Es una mera coincidencia?

Por el bien del periodismo colombiano, de la Fiscalía y de la Fiscal General esperemos que se trate de una desafortunada coincidencia y que la Relatoría para la Libertad de Expresión de la OEA no tenga que intervenir en Colombia, país tradicionalmente respetuoso de esas libertades.

En un e-mail enviado al periodista, Julio Sánchez Cristo Director de La W, la Fiscal General  explica que la citación a María Isabel Rueda es en calidad de testigo dentro de una investigación de hace más de dos años en la que están relacionados el Presidente de la República, Juan Manuel Santos y almirantes y ex comandantes de las Armada Nacional lo que no explica la urgencia con  la cual es citada la periodista a comparecer ante la Fiscalía.

Armando Novoa, Director Nacional de Fiscalías en apoyo de su Jefe la Fiscal General, dice que se trata de una desafortunada coincidencia porque al investigador del caso de los almirantes se le estaban venciendo los términos para cumplir con su trabajo.  Desde septiembre del año pasado, el investigador del caso había recibido la orden del Fiscal 70 de entrevistar a María Isabel como testigo. La demora del investigador, dice Novoa, no merece ni siquiera un llamado de atención porque ese tipo de retrasos y/o aceleres “son normales” en los procesos judiciales en Colombia.

 

  Share:

1 comment

Por cuenta del poder judicial ni de ningún otro, se debe ni se puede permitir caer en el error de Venezuela, Ecuador, Nicaragua, etc., países en donde los comunicadores tienen serias limitaciones para el ejercicio pleno de sus funciones. Parece ser que la citación hecha por la Fiscalía a María Isabel Rueda fue una mera coincidencia, no una respuesta de la Fiscal General, a lo expresado por la periodista en su columna del domingo 22 de enero, en el diario El Tiempo, como en principio se creyó. De todas maneras, esta situación sirve por si algún funcionario, cree que debido a las criticas o denuncias, puede vedar la labor de un periodista o de un periódico.

Comments are closed.