Una norma inútil y olvidada

El día del periodista es la mejor demostración de que los parlamentarios y el Congreso va por un lado y el país por otro. Hace unos años, un grupo de congresistas impulsó y sacó una Ley que cambió de fecha la celebración del Día del Periodista. No recuerdo si la pasaron al 4 de agosto o de octubre. Tampoco los nombres de los personajes. Pero hoy que celebramos el día del oficio me acordé de esa norma inútil e inaplicable, como tantas otras que han aprobado y de las que ya nadie se acuerda.

  Share: