El fracaso de Garzón en la OIT

Por: Jorge Giraldo Acevedo.–

BOGOTÁ, 29 de Mayo_ RAM_.... “Sin el pan y sin el queso” ,  como reza  el  refrán popular,  fue lo que le aconteció  a Colombia en el caso de las aspiraciones oficiales del vicepresidente Angelino Garzón y las personales de José Antonio  Ocampo Gaviria,  para  ocupar la dirección general de la OIT y la presidencia  del Banco Mundial, respectivamente.

En verdad,  el Gobierno de Colombia hizo el oso al no respaldar a Ocampo pero sí a Garzón.

Por diversos motivos  el vicepresidente colombiano,  como lo vaticinaron algunos comentaristas e informes periodísticos nacionales e  internacionales, no logró la requerida votación para ascender al cargo más importante en la OIT,  muy a pesar de la inversión por más de 400 millones de pesos que para este fín se hizo, según  la publicación del diario digital www.confidencialcolombia.com, revelada por la columnista del periódico “EL TIEMPO”,  Salud Hernández-Mora.

La lección para  Colombia está clara cuando ahora el británico Guy Ryder se convirtió  en el nuevo director general de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y es  el primero en la historia de esta institución en ser ” promovido por los sindicatos y no por un gobierno”; además con la inversión de 400 millones de pesos que  la actual administración de Juan  Manuel Santos Calderón gastó  para promover esta designación bien se habrían podido construir un número considerable de  viviendas para familias  desarraigadas o, como otros las llaman,  desplazadas.

Aunque algunos estiman hoy que el fracaso en lo personal fue para Angelino Garzón somos muchas las personas que pensamos en voz alta que también lo es para el actual Gobierno Nacional y en el aspecto económico representa una pérdida para las arcas del erario público…

[email protected]

 

  Share: