El reino de la improvisación

BOGOTÁ, 15 de Junio_ RAM_.Transcurridos más de seis meses de la administración Petro, Bogotá se ha convertido en el reino de las improvisaciones. Las políticas erráticas cunden por doquier. Al inicio de su gestión, sin posesionarse, el ex alcalde Paul Bromberg se olió el tocino y llegó a la sabia conclusión de que lo mejor era no aceptarle ningún cargo. Otro que le dio un no rotundo fue “El Puche” González, quien no quiso estar en la alineación del equipo petrista para el saque inicial, en el Liévano. Lo propio le sucedió a la morocha medallista María Isabel Urritia, quien prefirió hacerse a un lado. Luego vino el experimento en el tema de la seguridad capitalina designando y posesionando a un personaje sin reunir las condiciones necesarias para ello.

 

Ni con Navarro

El ex alcalde, ex gobernador y ex constituyente Antonio Navarro Wolf, antiguo camarada de Petro, prefirió renunciar a la secretaría de gobierno del distrito capital para no seguir luchando con la vanidad y la autosuficiencia del ex senador costeño, ya que en su trabajo que realizaba con diligencia, capacidad y esmero profesional tampoco encontró afinidad en la megalomanía invencible del omnipotente mandatario local. Un día después de su renuncia al cargo, Navarro dijo por Twitter: “Uno no conoce bien a las personas hasta cuando trabaja con ellas”.

 

Otras dimisiones

Después vienen las renuncias de William Camargo, de los tres directivos de Transmilenio y del matrimonio conformado por dos viejos amigos de toda la vida: Daniel García-Peña y ex miembro de la comisión de paz samperista, periodista de quilates, que asumió la jefatura de comunicaciones durante la campaña a la alcaldía, y María Claudia, esposa del comunicador, quien se despidió de Petro con una carta en la que hace profundas reflexiones al amigo, dejando en el ambiente la sensación de que hubo una despedida definitiva, sin reversa, entre los dos.

 

Por radio

La esposa de Daniel contó por radio, el viernes, que se enteró de su relevo en la secretaría del Habitat a través de las emisoras y de llamadas que le hicieron algunos periodistas amigos. Se dolió de que el alcalde no le hubiera dado la cara para decirle que no iba más en un puesto que ella había aceptado ante la insistencia de su nominador. Dijo que no entiende las razones del arrepentimiento del burgomaestre En el tema que viene que ver directamente con García Peña, la gente se pregunta: si esto le hace a un amigo tan cercano y tan comprometido con su causa, ¿qué podrán esperar los demás funcionarios?.

 

Muchos problemas

Petro tiene, además, problemas de índole judicial. Tendrá que responder por el delito de pánico económico cuando en unas irresponsables declaraciones, antes de su posesión, provocó una caída en el precio de las acciones de la Empresa de Energía Eléctrica de Bogotá.

En el tema de la movilidad ha sido todo un desastre. Primero le dijo NO a la Avenida ALO para terminar seis meses después haciendo lo contrario. También ha estado desacertado en el manejo de los cuellos de botella de la circunvalar con la 94 y de la 98 con 11. Prometió reabrir el puente de la séptima con 26. Y nada. Todo un despelote.

 

  Share: