Legislativas francesas, todo un problema de celos

Por: @lilimariagomez.–

Desde ayer los medios franceses solo hablan del tuit en el que la primera dama (o primera novia) francesa apoyó a Olivier Falorni, candidato disidente del Partido Socialista, que se enfrenta por la ciudad de La Rochelle a Segolene Royale, también socialista y madre de los cuatro hijos del presidente François Hollande.

Al parecer hasta aquí le llegó al presidente “normal” su eslogan, porque ha entrado con fuerza a los titulares de la prensa política y de farándula, que hablan del “problemita doméstico” que ocupa a los habitantes del Eliseo.  De hecho hoy en las versiones web de Le Figaro y Le Monde (por solo mencionar los dos más importantes), se pueden ver variados titulares que hablan del tema, sin dejar de lado las burlas y críticas que este tuit ha generado.

No casusa sorpresa que el exceso de artículos coincida con que también son los más leídos. Mejor dicho que los medios y sus analistas se han encargado de hacer de este novelón el tema central de esta semana.  Toda una mezcla para seguir hablando por días, o por lo menos hasta que pasen las legislativas que en la primera vuelta tuvieron una cifra record de abstención del 42.8%.  Hay que esperar a ver que pasa en la segunda, el próximo domingo 17 de junio.

En resumen, los socialistas se sienten ofendidos al ver que la compañera del presidente “mete su nariz” en temas políticos que no le corresponden y los de derecha acostumbrados a la “peopolización” del mandatario anterior se divierten comparando esta situación con la que se vivía en la serie Dallas entre antiguas y nuevas compañeras que luchan por mostrar su poder.  Incluso la jefa de Frente Nacional (partido de ultra derecha), ha salido a criticar también por twitter, a la primera dama.

Pero Valerie Trierweiler, ya había dicho (o advertido) el pasado 12 de mayo, en una entrevista para la revista Mujer Actual: “François confía totalmente en mi.  Pero no en mis tuits”.  Pues muy bien resultó bastante profética la respuesta. Porque un mes después, ella ha logrado que todo el país hable sobre sus tuits, sobre su papel en la política, sobre hasta donde pueden llegar las palabras de una primera dama y por supuesto sobre el uso de twitter.  Además ha hecho que el presidente que había dicho que no intervendría en las legislativas, lo haga para apoyar a la madre de sus hijos.

Pero con este tuit no sólo pierde el presidente, también pierde ella, que siempre ha defendido su papel de periodista independiente, al apoyar abiertamente a un candidato.  Y también pierde a los ojos de los franceses que la habían visto como una mujer seria y con clase. En este caso, no sólo no mostró clase sino que rompió esa regla que me acuerdo que aprendí en una clase de publicidad: El día que Coca-Cola empezó a hablar de Pepsi, ese día perdió la mitad de su mercado. Así que siempre hay que tener claro quién es la Coca-Cola y quién la Pepsi y no hablar o atacar cuando no sea necesario y definitivamente en este caso no lo era.

Antes de terminar algunos datos sobre las legislativas…

Todo listo para la segunda vuelta el 17 de junio, si las cosas siguen como hasta ahora serán los socialistas quienes tengan la mayoría, que se logra con la mitad más una de las 577 sillas.  Así que la cohabitación (un partido liderando el gobierno y el opositor la asamblea),  a la que tanto miedo se le había tenido, es un fenómeno casi imposible durante estos cinco años de gobierno.  Entonces, lo más probable es que el presidente francés podrá hacer todos los cambios con los que se comprometió en la campaña y tener el poder en sus manos.

 

  Share: