¿Marco Legal para cual paz?

 

Por: Javier Contreras

Aprobado en el Congreso de la República el proyecto de Acto Legislativo que establece un marco legal para la paz, la pregunta es, ¿para cuál paz?

En el panorama no se avizora ningún acercamiento, ni conversaciones por lo menos públicas. Desde el Gobierno Nacional siempre se ha dicho que el único que maneja estos temas es el Presidente de la República, Juan Manuel Santos, quien debería explicar con claridad si eso se está dando.

¿Por qué tanto afán para aprobar un proyecto en el que tuvieron amplia participación reconocidos congresistas uribistas. De hecho fue uno de ellos, (el Senador Roy Barreras, quien asumirá el 20 de julio la presidencia del Congreso de la República) el autor de la iniciativa, su principal impulsor y la sacó adelante a pesar de los cuestionamientos del expresidente Uribe con quien se reunió en varias ocasiones para tratar de bajarle el tono a sus duras críticas.

Más allá del texto aprobado, sobre el cual hay enormes dudas, incluso de partidos como el Polo Democrático o de la excongresista Gina Parody, hay que preguntarse qué tanto estarían avanzados unos acercamientos con la guerrilla. Aprobar un proyecto para engavetarlo?, eso no parece razonable. Algo debe estar moviéndose y el gobierno debería ser claro.

La sociedad tiene derecho a saberlo, porque siente que aún ese camino no es dable recorrerlo. Y no lo es, porque las farc y los otros grupos armados ilegales siguen con su accionar terrorista. Los colombianos siguen poniendo los muertos y no se ve una verdadera voluntad de paz.

Habrá que esperar que tan ciertas son las versiones sobre acercamientos entre el gobierno y las farc en el exterior o que alguien por fin le diga la verdad al país, porque por ahora un marco legal para cuál paz?

Si eso se da, la sociedad debe también definir cuál va a ser el precio que habrá que pagar para el logro de la reconciliación. Según la Reforma Constitucional aprobada no se aceptará que los delitos de lesa humanidad queden en la impunidad ni que quienes los cometieron se conviertan en voceros políticos, eso en la letra está bien, pero en la práctica?.

Un proceso de paz sin amnistías e indultos y sin perdón real será viable?. Parece difícil ese camino por recorrer y la sociedad colombiana debe definir hasta dónde está dispuesta a ceder para encontrar la reconciliación que todos queremos, pero que hoy no tiene un horizonte claro. Por eso, aprobar una Reforma Constitucional sin saber por qué o para qué o para quien deja dudas. Ojalá pronto tengamos una respuesta.

  Share: