Reforma política, un golazo!!!

 Por: Carlos Felipe Másmela Olaya.–

Desde la constitución del 91, la carta magna ha recibido gran cantidad de reformas e intentos de reforma, han existido ciertos cambios que han generado un rechazo momentáneo de los ciudadanos pero la reforma a la justicia hechas por los “honorables” congresistas y promovida por el gobierno nacional es el colmo del cinismo que puede llegar a tener un dirigente político.

Con el trámite del proyecto de ley ya habían conseguido cosas importantes para generar el rechazo colectivo de los ciudadanos como las prebendas pensionales que otorgaron a los magistrados de las altas cortes incluyendo los actuales, como si fuera una muestra de querer congraciarse con los juristas y pretender ser beneficiados por los procesos que adelantan estos en contra de algunos legisladores.

En la conciliación, ocurrió lo deplorable, pues 12 miembros del congreso, hicieron de la justicia colombiana una colección de normas para su beneplácito y conveniencia, pues entre los responsables estaba el popular senador Merlano quien logra que con esta reforma solo sea sancionado por 15 días por parte del Consejo de Estado por de su comportamiento denunciado por los medios de comunicación.

Triste que en este país casos de connotación nacional como los de Bernardo Moreno, Andrés Felipe Arias, María del Pilar Hurtado, muchos excongresistas investigados por parapolítica, los hermanos Iván y Samuel Moreno, entre otros casos no generen resultados en los tribunales, den tranquilidad y recuperen la confianza de los colombianos en sus instituciones sino que terminaran por vencimiento de términos u otras alcahueterías aprobadas por estos señores.

Los hechos de impunidad y una justicia flexible para unos pocos, ruda para otros como el del caso de los cubos de caldo de gallina solo contribuyen a un degeneración social que crea rencores absurdos y que contribuyen a que el país no evolucione ni se desarrolle de manera positiva cuando nuestros jóvenes y niños crecen con la mentalidad o visión de llegar a ser congresistas, magistrados o políticos con poder para delinquir como lo hacen muchos sin temor a ser juzgados como en otrora lo pensaba y lo hizo Pablo Escobar.

Desde ya me sumo a los colombianos que recolectaremos firmas para tumbar este adefesio, y convoco a jóvenes, agremiaciones y demás colombianos de bien para que logremos este triunfo así como lo lograron y nos demostraron que si es posible los estudiantes con la reforma a la educación, porque dudo mucho que la corte constitucional tenga el valor para derogar esta ley a pesar de los vicios de forma que alegan algunos congresistas que aún gozan de cierta dignidad.

[email protected]

 

 

  Share: