Congreso hundió la Reforma a la Justicia, pero volvió a “legislar” en su propio beneficio

Hasta en el último momento los Congresistas colombianos legislaron en beneficio propio. Al aceptar las objeciones presidenciales a la Reforma a la Justicia por inconvenientes, sin admitir las razones inconstitucionales, Senadores y Representantes se blindaron frente a futuras investigaciones penales. La única responsabilidad que admitieron es la responsabilidad política lo que en la práctica significa impunidad.

Y con la frase final del Presidente del Congreso, Juan Manuel Corzo de que con esa decisión “la voluntad del Constituyente Primario había sido atendida” el Senado dejó una constancia que podría ser utilizada para atajar jurídicamente la eventual convocatoria de un referendo sobre el mismo tema.

Una vez sepultada la Reforma a la Justicia, se inicia la Temporada de Absoluciones. El Partido Liberal anuncia la creación de una “Comisión de la Verdad” cuya misión consiste en “establecer las responsabilidades que tuvieron cada uno de sus congresistas en el trámite y posterior deformación de la reforma de la justicia”.

La Comisión de la Verdad tiene un problema: fue integrada por el Jefe Único del Partido, Simón Gaviria, quién confesó en la W Radio que había aprobado la última versión de la Reforma a la Justicia sin leerla. ¿Será capaz esa Comisión de la Verdad de señalar responsabilidades a quién la conformó? Amanecerá y veremos.

La Corte Suprema de Justicia, según información de W Radio, absolvió por anticipado a los Congresistas que no sólo acudieron a la convocatoria de las sesiones extras y votaron por el hundimiento de la reforma. Inteligente la Corte, como sus miembros de beneficiaban de la Reforma Liberal, al absolver a los parlamentarios se está absolviendo así misma. “No me tocas, no te toco” parece ser el mensaje de la Corte al Congreso.

El Fiscal General, sin tener competencia para investigar a los congresistas, también los absolvió por anticipado. Ni hablar de la Contralora General que terminó metida en lío que no le convenía y el Procurador que, interesado en su reelección, también los absolvió.

 

  Share: