Empate de bostezo

Un partido que no parecía final. Ritmo lento, cansino, con pocas opciones, errores en la entrega, ansiedad y nervios y demasiada marca en el medio campo. Mayer y Otálvaro intentaban filtrar balones, Robayo y Ramírez de ida y vuelta, los delanteros algo opacos no finalizaban los pases. A pesar del toque y tenencia de balón, los goles no llegaban.
Para el segundo tiempo, el ritmo no cambió. Rentería se notó en bajo nivel. Dim no hacía nada por el partido, se echó atrás y llegaba poco. Millonarios mejoró, impuso el criterio en la cancha pero sin anotar. Martínez y los Vásquez no aportaron mucho en ofensiva, de los defensas centrales se destacó Torres ya que Ithurralde sigue limitadísimo. Robayo fue el motor que sacó al equipo del fondo. El partido se pudo ganar en la última jugada con Perlaza pero la defensa antioqueña lo impidió. Seguimos soñando…el domingo próximo es la cita de honor. Estamos a minutos de la gloria con la casa llena. Es ahora o nunca.
Albiazul saludo,
Alberto Díaz
  Share: