Un paso más, de la mano de Otálvaro

En una cancha en pésimo estado y con arbitraje lento y de perfil localista, Millonarios supo sacar ventaja de las pocas opciones claras que tuvo en el partido. Por momentos los equipos en contienda sacaron todas sus armas para desequilibrar el partido, los azules recurrieron a la administración del balón y los tolimenses a buscar centros de costado, el cabezazo en el área y la media distancia. Cosme a los 15 minutos anotó el primer gol mediante habilitación de Candelo, que hace reaccionar al rival para buscar la paridad. A los 37 minutos en un descuido defensivo y complaciente Bonilla empuja el balón para el empate.
Para el segundo tiempo Millos insistió en ataque, Otálvaro despertó, pero las opciones de gol no aparecían. Ortiz por Ochoa(lesionado), Vásquez por Cosme (golpeado) y Candelo por Tancredi son los cambios ordenados desde el banco visitante que no se reflejan rápidamente en el campo y Perlaza queda solo como único delantero. Parecía que el empate sería la fórmula hasta que una asociación de pases entre Tancredi, Robayo y Perlaza termina en los pies de Otálvaro que con gran destreza remató y marcó el definitivo 1-2.  Lástima la ingenua expulsión del anotador, por celebrar quitándose la camiseta y completar dos amarillas en el partido. Deportes Tolima se queda y Millonarios suma tres puntos más que lo ponen en camino de luchar por la final contra Junior. Se ganó el partido con gran entrega en una cancha difícil. Se vale soñar!
Albiazul saludo,
Alberto Díaz
  Share: