Y ahora para donde va Venezuela?

Por: Rudames.–

BOGOTA, 09 de Diciembre ­_RAM_ El venezolano del común quedó frio cuando salió en público con una cara demacrada y un cuerpo sin vitalidad el presidente Hugo Chávez Frías a reconocer que de verdad sufre una enfermedad bastante grave como lo es el cáncer y que ha tenido que soportar en su propia soledad con el afán de no perder el poder, que parece más interesarle que su propio bienestar personal.

Los medios de comunicación a nivel mundial venían especulando sobre la salud del mandatario bolivariano, muchos decían que se trataba de estrategias para ganar las elecciones y coger más fuerza entre sus seguidores, pero no faltaron los que si dijeron la verdad de lo que estaba sucediendo, a pesar de que el mandatario dijera que había vencido al cáncer en su totalidad y que todas las cosas andaban bien. No se sabe cómo calificarlo, si como un valiente, para aguantar los dolores y sobreponerse a la situación y tratar de mostrar otra cara o la de un terco que no quería despegarse del poder.

La situación ahora es bastante grave, porque hay  un grupo de habitantes de la capital bolivariana, que está acostumbrado a la ayuda estatal y al mismo tiempo a sostener un gobierno que si lo miramos desde cualquier punto de vista no ha tenido unas buenas bases, porque no ha sido un buen gobierno, porque ha hecho las cosas mal y porque ha actuado como un dios al que nadie puede derrotar y podemos ver que para sostenerse comenzó a regalar dinero a diferentes países, de los cuales sus gobernantes comenzaron a darle el apoyo, para llevar adelante su revolución bolivariana.

Quiero hacer un paréntesis y una aclaración, el mayor interés de quien escribe, como cristiano de convicción y ser humano, es que el presidente Chávez recupere ese gran tesoro que se llama la salud, porque cualquier hombre puede tener todo, pero cuando falta la salud comienza a llegar el verdadero caos.

Cuando se atrevió a decir Chávez que en caso de no regresar el 10 de enero a la presidencia y si fuera necesario hacer nuevas elecciones tuvieran en cuenta a su compañero del alma el vicepresidente y canciller Nicolás Maduro, se vio el panorama negro por encima de la patria de Bolívar.

Al llegar a suceder algo trágico con el presidente Chávez serían muchos los huérfanos, no solo los venezolanos, sino presidentes como Rafael Correa, Evo Morales y Daniel Ortega entre otros, y qué decir de Piedad Córdoba y las FARC y de otros que han hecho grandes negociaciones con él considerándolo como el hombre más fuerte de este sector del continente americano.

No faltaron las voces de quienes dijeron que este anuncio no pasaba de ser más que otra estrategia para que ganara su grupo las gobernaciones, pero parece que la cosa va en serio y no sabemos hasta donde esa mentalidad y capacidad de mentir acompañan al Presidente en estos momentos que no son muy fáciles.

Es muy incierto lo que pueda suceder con el hermano país, porque con lo que ha pasado en este gobierno, en donde se ha multiplicado la pobreza y la inseguridad, han hecho de un país rico, un verdadero pobre en muchos campos, porque muchos lo aceptan, pero como dicen de dientes para afuera y le temen que cometa alguno de los errores que ha venido cometiendo desde el pasado y ahora que está armado pueda ser un peligro para el sector y lo mejor, algo que nadie ha querido decirle es que muchos le siguen la cuerda para no tener problemas con él.

La situación es grave y no se sabe hasta dónde Maduro tendrá la fuerza suficiente para seguir con la Revolución Bolivariana y si contará con el apoyo de los mismos sectores que ha tenido Chávez hasta este momento. Se sabe por experiencia que cuando no está la cabeza las cosas cambian y pueden llegar a su fin.

Solo nos queda a los vecinos de Venezuela desearles lo mejor en este momento tan difícil y recordarles que no pasan las cosas por pasar sino por algo.

De nuevo le deseamos una recuperación pronta y como debe ser al Jefe del Gobierno venezolano.

[email protected]

 

 

 

 

  Share: