ANTV se rebela. Gobierno pierde el control

Denuncia Julio Sánchez en La W Radio, que la recién creada Agencia Nacional de Televisión, ANTV contrató a un prestigioso abogado para sacar de la junta al Ministro de las TIC, representante del Presidente de la República en esa agencia.

La ANTV es uno de los varios organismos con los cuales el Gobierno de Juan Manuel Santos y su bancada en el Congreso reemplazaron a la cuestionada Comisión Nacional de Televisión, CNTV.

El principal argumento que el abogado esgrimirá ante la Corte Constitucional para lograr su objetivo será que la participación, con voz y voto, del Ministro TIC en la Junta Directiva de la ANTV viola los principios de autonomía e independencia que la Constitución le asignó a la autoridad rectora de la televisión en Colombia. Además de sacar al ministro a sombrerazos, la Junta pretende que la Corte les devuelva su autonomía presupuestal.

Presiento que la Corte Constitucional le dará la razón a la ANTV porque el acto legislativo y la ley con los cuales el Gobierno y su bancada parlamentaria reemplazaron a la CNTV no corrigió el problema de fondo que en mi opinión, es precisamente el “exceso” de autonomía e independencia que los constituyentes le dieron a la autoridad nacional de televisión creada por la Constitución del 91.

Exceso que se reflejaba en el hecho de que, de sus 5 miembros tres eran elegidos por terceros interesados dejando al Gobierno en clara minoría frente a los particulares. Error que la nueva Ley reprodujo en la integración de la Junta Directiva de ANTV con el agravante de que lo que antes hacía una sola entidad ahora lo hacen varios organismos que no se hablan entre ellos.

Así las cosas, que la Junta Directiva de la ANTV quiera sacar de su seno al Ministro y recuperar la autonomía política y presupuestal que tenía la CNTV no debe sorprender a nadie. Lo advertimos en Libreta de Apuntes cuando se promulgó la nueva Ley de Televisión y el tiempo nos da la razón.

El Gobierno está siendo víctima de su propio invento. En la práctica, para lo único que sirvieron el acto legislativo y la Ley de Televisión fue para cambiarle el nombre a la CNTV. Los vicios siguen siendo los mismos y sospecho que su verdaderos amos también.

  Share: