Cero y van dos…

Cero y van dos partidos con las mismas desatenciones y falencias. El campeón vigente del fútbol colombiano ha demostrado en la copa Libertadores su incapacidad y la falta de jerarquía y nivel de la plantilla. Es notable la incoherencia y poco liderazgo en la cancha. Aparte de los esporádicos chispazos de jugadores como Candelo, Ochoa, Ortiz y Franco nada más para rescatar. Siguen en el mismo “bache” Rentería, Montero, Perlaza, Robayo, Otálvaro y Mosquera. Ithurralde, con sus limitaciones, intentó cumplir en defensa. El equipo sigue en deuda con la afición azul, no se percibe el timonel técnico, el equipo no reacciona y se ve desdibujado en la cancha, sin solidaridad ni efectividad en el arco contrario. El pelotazo y control insulso del balón no incrementan las opciones de gol. Es un suplicio ver jugar a Martínez, es justo que pierda la titularidad y vaya al banco de suplentes. Corinthians, sin acelerar, convirtió dos goles en incomprensibles fallas en marca, y su rival se vió dormido y anestesiado en ciertos pasajes del partido. Tres derrotas en línea empiezan a incomodar a la hinchada. Millonarios necesita un revulsivo pronto, de lo contrario aflorarán vientos de inestabilidad y ansiedad. Es hora de un llamado de atención para sacarlos de la zona cómoda! y porqué no, pensar en oxigenar la plantilla con los jugadores ascendidos o en formación y con hambre de triunfos??.

Albiazul saludo,

 

Alberto Díaz

  Share: