Cerros de Bogotá atemorizados por presencia de las Farc

BOGOTA, 23 de Febrero ­_RAM_ Luego de que el defensor del Pueblo, Jorge Armando Otálora, denunciara que la guerrilla de las Farc reactivó sus operaciones en Bogotá y que está extorsionando a habitantes y comerciantes, a quienes amenaza con atentados terroristas si no pagan las “vacunas”.

Las amenazas parecen continuar para los habitantes de la localidad de Chapinero, mediantes llamadas personas que se identifican como miembros de las Farc exigen dinero a estos habitantes de barrios de estrato 1 y 2 a cambio de no atentar contra un acueducto comunitario que abastece a 14.500 personas de los barrios San Isidro I y II, La Sureña y San Luis.

Según algunas informaciones se trata de un presunto reducto del frente 53 de las Farc que está haciendo presencia en sectores de las localidades de Usaquén y Chapinero, al norte de la capital de la República, en los cuales a través de panfletos y llamadas desde teléfonos móviles y fijos, están exigiendo dinero para garantizar su seguridad.

Para pagar la “vacuna”, las víctimas deben viajar a un indeterminado lugar del municipio de Acacías, en el departamento del Meta, según la exigencia de los presuntos guerrilleros.

EL comandante de la Decimotercera Brigada del Ejército, general Gabriel Pinilla aseguró que en la capital “hay evidencias de que desde hace tiempo” existen “células” de las Farc, que realizan trabajos de masas o de adoctrinamiento y reclutamiento, especialmente en centros educativos y sectores urbanos.

No obstante advirtió que la lucha contra estos fenómenos es permanente y recordó que el año pasado fueron capturados varios cabecillas de las Farc en la ciudad.

  Share: