Mailbox para iPhone, análisis a fondo de Appleweblog

La aparición de MailBox una nueva aplicación para el manejo del correo electrónico en el iPhone ha llamado la atención de los usuarios del popular smartphone de Apple porque según los expertos es el cliente de correo más cercano a la perfección.

Aunque para tener acceso a MailBox hay que someterse a una larga fila de espera (hay 596.857 personas antes que yo y 161.050 después de mi) son muchas las personas que quieren probarla para saber si es verdad tanta belleza.

Mientras llega mi turno les comparto un muy completo análisis que hace de MailBox el portal especializado Appleweblog.com, uno de mis favoritos.

Mailbox para iPhone tiene un solo objetivo: inbox cero. Un ansiado logro para las personas que gestionan una gran cantidad de emails al día. La fórmula secreta de Mailbox para iPhone es simplemente centrar tu atención en la parte importante de tu bandeja de entrada, poniendo orden y ganando productividad y agilidad. Esta filosofía se encuentra en cada detalle y cada función de la aplicación, convirtiéndola en el primer cliente de correo que verdaderamente entiende la experiencia móvil.

Mailbox

Además, sus notificaciones push son verdaderamente rápidas, la función Later evitará que se amontonen nuestros correos en la bandeja de entrada, el uso de gestos aumenta exponencialmente la agilidad y la interfaz centrará nuestra atención. La suma de todo esto es una experiencia de uso cercana al diez, y si nos adaptamos a su flujo de trabajo se ganará un hueco especial en el dock de nuestro iPhone.

La idea de Mailbox para iPhone

El correo electrónico es, por suerte o por desgracia, una herramienta de trabajo fundamental para muchos. Desde su nacimiento, o más concretamente desde la aparición de Gmail, el concepto a penas ha sufrido modificaciones. Los usuarios llevamos años pidiendo la renovación que hacía falta, hasta que una star-up, llamada Orchestra y afincada en San Francisco, ha encontrado el principio de esta transformación.

Mailbox para iPhone

A algunos os sonará el nombre de Orchestra como un gestor de tareas, la primera aplicación de la compañía. Esta fue la base que permitió a Gentry Underwoodpercatarse de la idea que necesitaba el correo electrónico, ese algo que faltaba en los clientes de correo móviles.

Empezamos nuestra empresa con la idea de que la gente utiliza el correo electrónico como una terrible lista de tareas pendientes. Pensamos que tal vez si creamos una lista de tareas con una función de comunicación podíamos evitar este problema [Orchestra app]. Después de lanzarla y ver lo que estaba funcionando (y lo que no), descubrimos que incluso nuestros usuarios más avanzados tenían bandejas de entrada llenas de tareas. Estábamos tratando de averiguar la mejor manera de resolver este problema, cuando nos dimos cuenta de que la solución estaba delante nuestra: en lugar de construir una lista de tareas con comunicación estilo correo electrónico, ¿por qué no transformar la bandeja de entrada en la que esa comunicación ya existía en algo más organizado y fácil de manejar?

La idea por tanto es fusionar nuestra bandeja de entrada con un gestor de tareas. De eso se desprende la primera ventaja de Mailbox para iPhone, el mismo principio que en el sistema GTD, poner orden a nuestras tareas o emails. El resultado es una bandeja de entrada mejor y más cómodamente gestionada, un plus de productividad respecto al flujo de trabajo que teníamos anteriormente.

La clave es entender la experiencia móvil

Mailbox

Si queremos ser totalmente precisos, Mailbox para iPhone no cambia absolutamente el concepto de correo electrónico, la base de esta herramienta es la misma, la revolución se encuentra en nuestra forma de interactuar con ella. El gran logro conseguido es adaptar el correo electrónico a la experiencia móvil de nuestro iPhone. En nuestra entrevista con Fantastical, Michael Simmons nos daba la clave:

[…] La versión para iPhone tenía que ser más rápida. Esto significa: una aplicación en la que puedas agregar, buscar, localizar y administrar tus eventos rápidamente, ya que probablemente lo hagas sobre la marcha.

El iPhone es un dispositivo que nos aporta movilidad. Por tanto, la gestión de correo tiene que adaptarse a esta condición, y Mailbox para iPhone ha dado con el planteamiento acertado, ha sabido proporcionar los puntos fuertes necesarios: agilidad, rapidez y comodidad. Podemos compararlo con la diferencia fundamental que existe entre Twitter y Facebook, la primera está concebida desde un principio pensando en la experiencia móvil, mientras que la segunda intenta adaptarse.

Mailbox para iPhone

Una vez entendido el cambio que necesitaba el email en nuestro smartphone, los chicos de Orchestra han añadido el resto de características necesarias para conseguir este propósito:

  • Concentración: este aspecto está muy ligado a su interfaz. Uno de los pilares de Mailbox para iPhone es que su interfaz está pensada para centrar nuestra atención, desde la barra superior del menú principal hasta los hilos de las conversaciones de los emails, pasando por componer un nuevo correo tratan de evitar distracciones.
  • Gestos: el principal factor para aportar agilidad en la gestion de nuestra bandeja de entrada. El uso de ellos hace que gestionar la bandeja de entrada sea un proceso mucho más rápido, a la vez que cómodo y nos ahorre tiempo. Hacia la derecha podremos archivar o eliminar un mensaje y hacia la izquierda postponerlo o añadirlo a una lista.
  • Notificaciones push: imprescindibles hoy en día en un cliente de correo que se precie y en el caso de Mailbox extremadamente rápidas.
  • Función Later: otra de las funciones más novedosas. Siguiendo la filosofía de centrar nuestra atención en los mensajes importantes, si algún correo de nuestra bandeja de entrada no es prioritario o tenemos que postponerlo podemos hacer uso de esta función, de forma que recibiremos una notificación en el tiempo seleccionado. Las opciones que nos permite son Hoy después, Esta noche, Mañana, Este fin de semana, La próxima semana, En un mes, Algún Día (período configurable) o Seleccionar una fecha, pudiendo elegir incluso la hora.
  • Seguridad: teniendo en cuenta la información que manejan los servidores, Orchestra tiene una responsabilidad importante con sus usuarios. Por ello todas las conexiones irán cifras mediante SSL, y en su web detallan todos los puntos referentes a política de privacidad.

La interfaz: concentración y agilidad

La interfaz de Mailbox para iPhone es el tercer punto fuerte de la aplicación. Pensada con la filosofía de hacernos más productivos, y adaptándose a la movilidad que nos aporta el iPhone, nos permite realizar las acciones en pocos pasos y de forma cómoda.

Mailbox para iPhone

Su menú principal nos muestra los diferentes correos clasificados en tres bandejas: Después, Entrada y Archivados. En la pestaña Después encontraremos todos los correos que hemos pospuesto, ordenados por fecha; Entrada es el equivalente a la bandeja de entrada tradicional; y en Archivados se ubicarán todos los emails que hemos archivado.

Esta bandeja de entrada nos incita a realizar alguna acción con los correos, ya sea contestarlo, postponerlo o archivarlo. Aquí es donde haremos uso de los gestos antes mencionados, lo que agiliza la gestión de los correos. Además, también podremos ordenar los emails a nuestro antojo, simplemente manteniéndolos pulsados durante unos segundos, pudiendo por ejemplo mover los más importantes a la parte superior. Si conseguimos el ansiado inbox zero, veremos una imagen de Instagram seleccionada por el equipo de Orchestra.

En este menú principal también encontraremos la barra de búsqueda y el acceso al menú lateral con el resto de bandejas: individuales de nuestras cuentas de correo, función Later, listas creadas, correos archivados, papelera y enviados. Y como no, los ajustes de la aplicación y ayuda.

Mailbox para iPhone

La función de componer nuevo email mantiene la simplicidad que caracteriza al resto de la aplicación. Por defecto veremos el apartado dedicado al destinatario, asunto y cuerpo de mensaje. El resto de apartados, como copia o copia oculta, solo se desplegarán si lo necesitamos, por tanto, en la mayoría de ocasiones, la pantalla de componer un nuevo email será muy simple y directa. Por otro lado, si queremos añadir una imagen, tendremos un acceso específico en la parte inferior para adjuntarlas.

En cuanto a la vista detallada de los emails, en la parte superior encontraremos las opciones del correo como enviar a una lista, posponer, bandeja de entrada, archivar o eliminar; y en la parte inferior, responder, responder a todos y reenviar. Esta vista detallada está pensada con el mismo objetivo que el resto de la interfaz, no desviar tu atención y tener las principales opciones cerca, por lo que los mensajes leídos en una misma conversación se minimizarán, para ocupar el mínimo espacio posible.

Un repaso a los ajustes y algunos trucos

Mailbox para iPhone

Mailbox para iPhone nos permite, en cierta medida, ajustar la experiencia de uso a nuestras necesidades. Además, hay algunos trucos que pueden ser interesantes cuando usemos otros clientes o si nos vemos desbordados por la cantidad de mensajes:

  • Ajustes: podremos crear listas para clasificar nuestros correos, por ejemplo una lista de nuestros proyectos para localizar de forma rápida los emails referentes a esos proyectos. También podremos definir cuando empieza y cuando termina nuestro día, y cuanto tiempo implica la función Después y Algún día. También podremos elegir cuando recibir notificaciones y qué mensajes incluir en el globo del icono.
  • Help me get to zero: cuando añadimos una cuenta nueva, si no hemos archivado nunca esos correos aparecerán todos en la bandeja de entrada, no hace falta archivar uno a uno, simplemente tenemos que ir al final de la bandeja y pulsar en Help me get to zero. Esto también nos servirá para archivar un gran número de correos que no nos interesen.
  • Función Later en otros clientes: después de usar Mailbox para iPhone y volver a Gmail web o Mail en el Mac, la opción Later pierde la función de recordatorio. Esos clientes no tienen soporte para esta función, sin embargo, Mailbox crea una lista llamada Later, aquí podremos acceder a los correos que habíamos pospuesto. No es lo ideal, pero al menos no perderemos del todo el uso de esa opción.
  • Acciones en lote: en Mailbox no podemos seleccionar varios correos para realizar acciones en lote como la mayoría de aplicaciones, aunque, si podemos usar los gestos con varios correos a la vez. Para hacer uso de esta función tenemos que ir al final de la bandeja de entrada y desplazar la barra.

Experiencia personal

En los apartados anteriores he tratado de desgranar todos los detalles de Mailbox para iPhone, pero la pregunta realmente interesante es, ¿qué tal se porta en el día a día?. En cuanto al funcionamiento específico de la aplicación, su fluidez es digna de las mejores aplicaciones de iOS, las notificaciones push son rápidas y de momento no he encontrado ningún error que me causara problemas, por tanto, en un iPhone 5, la experiencia de uso es muy buena

Mailbox para iPhone

Entrando ahora en detalles más personales, el avance de Mailbox para iPhone sería comparable al cambio de usar una libreta para apuntar tareas respecto a una aplicación que haga uso del sistema GTD. Mi bandeja de entrada es mucho más ordenada, los correos importantes se gestionan de forma rápida, y los no importantes simplemente se posponen, evitando que se nos amontonen decenas de mensajes como no leídos. El beneficio real es: más orden en la bandeja de entrada, más comodidad y eficiencia en su gestión y unos cuantos minutos de tiempo ahorrado al final del día.

Sin embargo, Mailbox para iPhone tiene un flujo de trabajo muy concreto, solo se aprovechará realmente la experiencia si sigues sus reglas básicas. Por poner un ejemplo, es imprescindible archivar los correos leídos, si no, no se entiende el uso de esta aplicación. Además, solo permite usar cuentas de Gmail, por lo que el resto de servicios quedan fuera. También echaremos de menos algunas opciones, como silenciar conversaciones, diferentes firmas para cada cuenta o el uso de etiquetas, y por supuesto una versión para iPad para poder usar este método de forma totalmente sincronizada.

Conclusión

No existe la aplicación perfecta para cada usuario, y a pesar de todas las bondades, Mailbox para iPhone tal vez no encaje con vuestra forma de usar el correo electrónico. En mi caso, la función de búsqueda me resulta poco exhaustiva, y el hecho de conectar con el servidor cada vez que entras a la aplicación me parece un poco molesto. A pesar de estos dos detalles, una vez adaptado al flujo de trabajo, Mailbox para iPhone se ha ganado un hueco en el dock de mi iPhone comocliente de correo por defecto.

La interfaz es bonita, con las principales funciones a pocos pasos de distancia y el uso es realmente dinámico gracias a los gestos. Las notificaciones push funcionan tal y como deberían, y la opción Later conseguirá que no se amontonen los correos no leídos en la bandeja de entrada. En definitiva, más orden, más eficiencia y más comodidad son las tres ventajas de Mailbox para iPhone.

  Share: