TLC/Agroindustrial: solución a crisis cafetera

Por: Uriel Ortiz Soto (*).–

Es entendible la grave crisis por la cual está atravesando el gremio cafetero, sin que se vislumbre solución a la vista, puesto que sus orígenes tienen raíces muy profundas que  está tocando fondo, con la imposibilidad de una solución perdurable y definitiva a corto plazo.

Considero que llegó el momento para que los caficultores, – sin renunciar desde luego a los cultivos del café que tantas glorias y satisfacciones nos han dado-, busquen alternativas que les permita sobrevivir a tan difícil situación. En otras épocas de dificultades cafeteras se implementaron los programas de diversificación, lamentablemente con amargas experiencias, puesto que  quienes las dirigieron y orientaron estos programas no se preocuparon por aplicar los esquemas de las Cadenas Productivas y las Alianzas Estratégicas, mecanismos fundamentales que encierran todo un ciclo productivo, de industrialización y comercialización, partiendo desde la perspectiva del Recurso Humano, frente a los diferentes procesos de desarrollo.

Como consecuencia de ese mal manejo, que además le costó miles y miles de millones de pesos al Gobierno, cientos de caficultores tuvieron que entregar sus fincas a los bancos, y demás entidades financieras, puesto que los embarcaron con créditos para unos programas mal formulados, que finalmente se tornaron en impagables.

El panorama que se vislumbra ahora en medio de la crisis cafetera, desde mi óptica de Comunidad y Desarrollo, en bien distinto y puede tener soluciones a la vista si es que los Gobiernos: Nacional, Departamentales y Municipales, prestan la debida colaboración, veamos:

1º- Aplicar los TLC, Agroindustriales: todos sabemos que en los Tratados de Libre Comercio, firmados entre Colombia y los Estados Unidos; Canadá; Chile; el Triangulo de Suramérica; la Comunidad Económica Europea; entre otros, que están en trámite y por entrar en vigencia, existe mucha demanda de productos agroindustriales que en su mayor parte se producen en el Eje Cafetero, y en general en toda la Región productora del grano.

2º- ¿Cómo debería procederse? Poniendo en práctica los Tratados con el País o Países con los cuales se pretenda negociar. Para estos efectos, existen unos protocolos que han sido establecidos, para que los productos sujetos de exportación no tengan mayor problema, puesto que ya se han  definido los requisitos establecidos tanto en el País de origen como de destino.

3º- Convenios Binacionales TLC/ Agroindustriales: son cientos los compradores Europeos, de los Estados Unidos y Canadá, entre otros, que estarían dispuestos a  firmar convenios de cooperación con productores agroindustriales organizados en cooperativa, o asociaciones de productores campesinos, que estén legalmente constituidos, con el fin de hacer los aportes económicos correspondientes y luego ser los beneficiarios, compradores/exportadores de los productos patrocinados.

4º- Productos sujetos de exportación: frutas frescas; pulpas de frutas, concentrados de frutas, frutas deshidratadas, tubérculos, hortalizas, plátano, verduras, aromáticas, entre muchas otras. Que, se encuentran casi silvestres  en las zonas cafeteras. Pero tampoco debemos descartar las confecciones, las artesanías, los comestibles, confitería, guadua y maderas con valor agregado,  que forman parte del Acuerdo TLC, negociado.

5º- Potencial exportador, TLC/ Agroindustrial: si queremos sacar mayor provecho de esta oportunidad, se hace indispensable que se conformen organizaciones de pequeños y medianos productores campesinos, en sistemas de cooperativas agroindustriales o asociaciones, con el fin de definir en medio de su conformación estatutaria y jurídica, cuales son los productos con los cuales se va a trabajar, siempre orientados a los mercados internacionales y con sujeción a las normas técnicas preestablecidas por los socios y futuros compradores / exportadores.

6º- Empezar con la agricultura limpia, y posteriormente orgánica: este es uno de los retos que nos tenemos que fijar. Empezar a crear conciencia para que nuestros productores, inicien la producción de la agricultura limpia con ciertas normas de tolerancia por parte de los compradores/exportadores, para posteriormente implementar con carácter obligatorio la agricultura orgánica.

7º- Normas Técnicas de los productos sujetos de exportación: es indispensable que antes de acometer una producción, se definan los productos y las variedades, las cuales deben ser uniformes, siempre aplicando las normas técnicas de las cadenas productivas y las alianzas estratégicas.

8º- Empaques y embalajes: cada producto con valor agregado, tiene definida de conformidad con las normas internaciones de control de calidad, el sistema de empaques y embalajes. Los cuales se pueden ir adaptando en la medida en que se va desarrollando el proceso de producción e industrialización.

[email protected]

  Share: