Algo está pasando en Millonarios

Fredy Montero no entendía porque sus compañeros no lo acompañaban en la celebración. Por eso reclama con las manos en alto. Los hinchas tampoco.
Fredy Montero no entendía porque sus compañeros no lo acompañaban en la celebración. Por eso reclama con las manos en alto. Los hinchas tampoco.

Dicen que las actitudes dicen mucho de las personas y de las entidades para las que trabajan y las actitudes de algunos jugadores de Millonarios en los últimos partidos nos dice que algo está pasando. Es como si la división de que hicieron gala los directivos se hubiera transmitido al plantel.

No encuentro otra explicación a hechos como el siguiente: Fredy Montero le marca un gol al Pasto y sus compañeros lo dejan solo, inmensamente solo celebrando hasta que el goleador reclama su presencia y se acercan dos o tres a felicitarlo de mala gana.

Algo debe estar pasando cuando Wason Rentería desaparece de la titular sin razón aparente y el técnico Torres decide poner 5 volantes que no le pasan el balón a Montero, ni por equivocación.

Algo debe estar pasando cuando Martínez, que no da pie con bola, se mantiene en la titular, mientras Mosquera ve los partidos desde la banca a pesar de que el rato que jugó en la Copa Colombia hizo gol.

Algo debe estar pasando cuando ante un rechazo del uruguayo Iturralde todos, incluido el arquero, se quedan mirando el empate del Pasto. Les hizo falta aplaudir.

Algo debe estar pasando cuando Perlaza no comparte el balón con Montero. El juvenil Asprilla aparece como la solución y nada se volvió a saber del supuesto refuerzo que debía llegar para reemplazar a Mayer Candelo cuya energía ya no da para 90 minutos.

Algo debe estar pasando cuando jugador que pierde la pelota se queda mirando a sus compañeros sin por lo menos lamentarlo. O cuando delgado vive peleando con la defensa y Ochoa le reclama a Iturralde y  Martínez a los gritos.

¿Y el técnico Hernán Torres? Bien gracias. Es como si la suspensión que le aplicó el Tribunal Disciplinario le hubiera cortado la comunicación con sus muchachos. ¿Con quién peleaba al final del primer tiempo?20130324_203712_resized

Ojalá esté equivocado y Millonarios no esté regresando a los tiempos del Chiqui García y el señor López en que las roscas y las mañas de jugadores quemaban técnicos a todo vapor.

Ojalá esté equivocado, pero las actitudes que vi en algunos jugadores durante el partido que perdimos con Pasto parecen darme toda la razón. Algo está pasando en Millonarios.  

Aburrido ante la displicencia de sus compañeros, Montero terminó con las nos en la cintura. Algo está pasando.
Aburrido ante la displicencia de sus compañeros, Montero terminó con las nos en la cintura con un gesto agridulce. Algo está pasando en Millonarios.
  Share: