Carta abierta a los seguidores de la Selección Colombia –Mea culpa-

Queridos colombianos:

Ofrezco a todos ustedes disculpas públicas. Esta noche la Selección Colombia perdió frente a Venezuela con un marcador de 1 a 0, y debo admitir que esta desgracia ocurrió por mi culpa, por mi culpa, por mi gran culpa. Y lo digo con todo el fervor patrio que me sale del pecho.

Sucede que en estos casos siempre hay que buscar un culpable, y en este caso, asumo toda la responsabilidad y la razón es simple: cada vez que veo un partido de la Selección Colombia, pierde, nunca pasa lo contrario. Y aún sabiendo eso, me atreví a ver el partido. Fue un acto inmenso de egoísmo, lo sé. Y por eso pido disculpas.

Pero tuve motivos fuertes para hacerlo: todo comenzó en diciembre del año pasado cuando Millonarios, después de 24 años volvió a ganar el torneo profesional colombiano… recuerdo que estaba feliz. Y con el pasado triunfo por cinco goles frente a Bolivia, me sentí optimista, “¿Qué tan malo puede ser?”, me dije.

Y decidí ver el partido. Compré la camiseta amarilla en cualquier semáforo como lo hacemos los colombianos de bien y me pinté la cara con los colores de la bandera, como buen colombiano que apoya a su selección. Llegó el gol del rival, pero no me desanimé y por el contrario seguí alentando a mi selección; pero los minutos pasaban y el gol no llegaba.

El segundo tiempo fue aún peor, pues me atreví a vaticinar que el combinado nacional podría remontar el resultado adverso, pero el pitido final derrumbó todas las esperanzas. Entonces, hinchas enfurecidos empezaron a buscar culpables… que Teo, que Falcao, que James, y por eso escribo esta carta: no busquen culpables, el único soy yo, por ver el partido.

En este punto quiero dejar algo muy claro, y esto va para el Presidente encargado de Venezuela Nicolás Maduro: el Comandante Chávez no tuvo nada que ver con esto. Seguramente lo tuvo en la elección del papa Francisco, pero en esto no. A propósito doctor Maduro: si habla con el Comandante Chávez, dígale que se le olvido influir también para escoger un papa menos godito. Y que saludos de Piedad, que me dicen que lo extraña mucho.

Volviendo al tema, me permito también hacer pública mi decisión de no volver a ver un partido de la Selección Colombia, y no lo hago por escepticismo o falta de fervor patrio. Lo hago por el bien del país. Ruego a ustedes que me hagan saber las próximas fechas de los partidos para ese día no estar en casa y así no tener la tentación de encender el televisor. Yo quiero que Colombia clasifique al Mundial y si yo no veo ningún partido, quien quita, de pronto hasta ganamos.

Reitero mis disculpas, espero sepan entender. Me despido con dolor patrio.

Atentamente,

Andrés Castañeda M.
@acastanedamunoz

  Share: