Con tutela, Contralora Morelli logra censurar a Noticias 1

El  Círculo de Periodistas de Bogotá, CPB,  rechaza abiertamente la actitud asumida por la Contralora General de la República,  Sandra Morelli Rico para atacar las libertades de prensa y de expresión con la presunta defensa de los derechos fundamentales de su hijo menor.

La juez 32 civil del circuito de Bogotá, María Angel Rincón Florido, resolvió tutelar el derecho fundamental a la intimidad personal del hijo menor de la Contralora General Sandra Morelli y ordenó a los periodistas Cecilia Orozco, directora del  Noticiero de Televisión Noticias Uno y columnista de El Espectador, y al  reportero de televisión  Iván Serrano  “abstenerse de publicar, comentar, hacer reportajes o divulgar imágenes que atenten contra el derecho a la intimidad  del niño GBM”.

También ordenó la  juez Rincón Florido que ambos periodistas integrantes del equipo ganador del Premio CPB a la libertad de expresión ofrezcan públicamente disculpas al menor.

La periodista Cecilia Orozco  en su  columna de opinión en El Espectador del pasado 23 de enero se refirió a la querella instaurada por 13 copropietarios del edificio contiguo a la casa de la Contralora Morelli “desesperados por la falta de sueño y descanso, decidieron acudir a la comisaría de su localidad para entablar una queja por los ruidos diurnos y nocturnos de cinco perros y una guacamaya, y los que hacen el pequeño hijo de la Contralora y sus compañeros de juego en una cancha que ella le mandó a instalar al niño en la azotea de la casa”.

En esa columna bajo el título “Unos igualados ante la Contralora”, y  en las que publicó posteriormente en El Espectador sobre el mismo tema, no fue mencionado el nombre del hijo de la alta funcionaria del Estado.

Tampoco fue mencionado el nombre del hijo de la Contralora Morelli, en el informe del periodista Iván Serrano, ni en el video grabado por uno de los vecinos afectados fueron transmitidas con nitidez imágenes que revelaran las identidades o actividades íntimas  del menor, un escolta o de sus amiguitos en los bulliciosos partidos de fútbol que dieron lugar a la querella y que acompañó la nota de Serrano en Noticias Uno.

Al Círculo de Periodistas de Bogotá le llama la atención que  la Contralora General de la República quien como alta funcionaria del Estado juró  cumplir y hacer cumplir la Constitución Nacional y sin haber solicitado  rectificación oportuna –si hubiera lugar a ella ante supuestas violaciones de derechos o inexactitudes- recurra al  amparo de los derechos fundamentales de su hijo menor para inducir a los jueces a la aplicación de la censura a los periodistas y a los medios de comunicación contrariando ahí si las garantías consagradas en el artículo 20 de la  Carta Política.

 

  Share: