Ídolos de barro

Hay que reconocer que, aunque nefasto, Hugo Chávez es un fenómeno político que logró encajar en la iconografía de la historia para perpetuarse. Será bastante normal ver en las marchas de la izquierda mundial, como las de los primeros de mayo de cada año, la imagen de Chávez en pancartas junto a las de Marx, Mao, Lenin, Stalin, El Che Guevara y todos estos personas que bajo la consigna del odio y del fundamentalismo casi que satánico, lograron hacer historia y daño a la humanidad.

Infelizmente, los medios de comunicación ayudan a lo anterior y ello lo pudimos ver en el cubrimiento mediático y tratamiento de “ilustre” que le dieron a la noticia de la muerte de Hugo Chávez y sus posteriores actos fúnebres.
Debemos ser justos con la historia y no configurar en la misma ese cuentico de que “No hay muerto malo ni quinceañera fea”. A cada cual hay que darle lo que le corresponde de acuerdo a la merced que sembró. Es políticamente incorrecto y una expectoración a la historia y a la verdad como valor de la humanidad, decir que Hugo Chávez es un paradigma de la defensa de los derechos humanos, de la reivindicación de las clases oprimidas y defensor de los pobres. Seguramente sí es correcto decir que Chávez amó mucho a los pobres, pues por eso fue que los aumentó.
No podemos cambiar la historia ni dar honores a alguien por el sólo hecho de su muerte. Hugo Chávez, además de la iconografía que dejó a la que arriba referimos, dejó un legado de tiranía, de dictadura, de masiva y sistemática violación a los derechos humanos. Fue el mayor opresor a la libertad en sentido general, a las libertades en sentido particular, el gran enemigo de la libertad de expresión. Hugo Chávez sin lugar a dudas hizo historia en la amada Venezuela, pero no para compararlo con el libertador Simón Bolívar, sino para colocarlo por encima de Marco Pérez Jiménez, otro dictador quien al menos dejó un legado en infraestructura y modelo de desarrollo del país hermano. De Hugo Chávez no podemos honrarle con un tributo de algo bueno que dejó su mandato legal y de facto.
Hugo Chávez fue el campeón mundial de la inflación, nunca antes Venezuela vivió una situación tan aberrante. Hugo Chávez es el campeón mundial del derroche, no supo utilizar la mayor bonanza petrolera de la historia de Venezuela en favor de su pueblo. Recordemos que Chávez al llegar al poder, recibió el barril de petróleo en 12 dólares, el cual llegó a estar cerca de 140 dólares antes de la crisis mundial de 2008. Fue tan grande la riqueza que produjo el oro negro para los venezolanos en tiempos de Hugo Chávez, tanto que logró superar la bonanza petrolera de los años setenta.
Vale la pena hacer el contraste de lo que era Venezuela antes de Hugo Chávez y lo que es ahora. Antes de Hugo era un país con problemas como todos, con virreinato partidista cuyo desgaste y corrupción fue aprovechado por Chávez para implementarse como una alternativa sana y distinta en campaña a lo que fue en verdad su gobierno. Como que está de moda eso de promover unas banderas en campaña electoral y gobernar con otras totalmente distintas. Pero mal que bien, Venezuela era un país modelo para América Latina: Era modelo en desarrollo urbanístico, en eficacia de los servicios públicos, en seguridad, en movilidad, crecimiento económico y gobernabilidad. Hoy día luego del paso de Hugo podemos afirmar que para sus habitantes, Venezuela es el país más seguro del mundo: Seguro que los van atracar, seguro que los van a secuestrar, seguro que los van a expropiar, seguro que les quitan el agua y la luz, seguro que les racionan los alimentos, seguro que encarcelan a los opositores sin razón ni derecho a ser.
En lo que respecta a nuestro país, no debemos dejar que se cambie la historia y los actos de Hugo en vida hizo para con nuestro agobiado pueblo colombiano. No es cierto que fue un amigo de la paz de Colombia. Fue todo lo contrario. Fue Hugo el que hospedó a las Farc y el Eln en su territorio, importando terrorismo a su propio país. El mayor relacionista público que tuvo las Farc en su historia se llamó Hugo Chávez. Fue Chávez quién pidió a la Unión Europea, sacar a las Farc y el Eln de su lista de organizaciones terrorista. Fue Hugo Chávez quien rindió homenaje al terrorista de las Farc alias “Raúl Reyes” por medio de un minuto de silencio en cadena nacional. Fue Hugo Chávez quien permitió que en Venezuela se construyera un monumento público en honor al más grande terrorista que parió el continente iberoamericano, alias “Manuel Marulanda Vélez” o “Tirofijo”. ¿Eso es ser amigo de la paz de Colombia?
Algunos nos dicen que respetemos la memoria de Hugo Chávez, a lo cual respondemos: Con base a lo anterior y otras reflexiones fundadas en argumentos que no caben en estas líneas ¿Se merece el respeto a una memoria de ese calibre?
Además de respetar el dolor de la familia de Chávez, el cual si es válido y necesario, por encima de ello pedimos respetar la memoria de las víctimas de Hugo Chávez que no son pocas, como Franklin Brito.

Vivir para contarla!

 

Por: Miguel Andrés Fierro Pinto

@miguelfierrop

  Share: