Otro insípido empate

Empate de bostezo ante un discreto equipo huilense. Millonarios entró con más actitud y atención, con buen toque de balón pero sin profundidad. Faltó contundencia en los delanteros, Rentería no despega, no es garantía de desequilibrio ni marca diferencia pero la terquedad del técnico le permite estar durante todo el partido. Ni Otálvaro ni Candelo estuvieron finos en los pases. De qué sirve la tenencia de balón si no hay gol, ni sorpresa ni explosión ni vértigo? además de una transición lenta de defensa a ataque, lo que hace predecible el juego embajador. Montero intenta pero no le llega el balón preciso en el último cuarto de cancha, pareciera aislado del resto del equipo. Alex Díaz, de buen regreso, demostró que es más que Martínez y Mosquera. Román Torres, Ortiz y Ramírez son sello de respeto y jerarquía que se requiere. Perlaza y Asprilla no pudieron demostrar sus condiciones porque su ingreso fue tardío en el partido.

Albiazul saludo,

Alberto Díaz

  Share: