Radicada Ley para acelerar la ejecución y superar el rezago en infraestructura

BOGOTA, 22 de Marzo ­_RAM_  El crecimiento económico del país demanda una expansión extraordinaria de la infraestructura de transporte en el corto plazo.

Esta Ley de Infraestructura, fruto de las recomendaciones de la Comisión de Expertos en Infraestructura, fue incluida por el Presidente Santos en la agenda legislativa como una prioridad del Gobierno Nacional. Removerá los obstáculos jurídicos que entorpecen su desarrollo, e introduce mecanismos que promueven la ejecución.

Con ella se superan cuatro cuellos de botella de la infraestructura de transporte en el país.

1. Predios:

Hoy, cuando un proyecto de infraestructura de transporte necesita adquirir predios y no hay acuerdo con el propietario, la entrega  del predio depende de un proceso jurídico engorroso que puede llegar a demorar hasta tres años. Con la Ley de Infraestructura, el Estado dispondrá de herramientas para asegurar la entrega y la disponibilidad inmediata del predio sin que se detenga la construcción de la obra, con fundamento en el principio de prevalencia del interés general sobre el particular pero sin disminuir las garantías a los propietarios en materia de pago justo y debido proceso.

2. Redes de servicios públicos:

Hoy, no hay normas que definan responsabilidades al momento de asumir los costos de trasladar las redes de servicios públicos cuando se construyen proyectos de infraestructura de transporte que así lo requieren.  Con esta Ley se fijarán las reglas y procedimientos generales para ubicación de redes, costos de traslado, criterios para su valoración económica y asignación de responsables de los costos de la infraestructura y traslado, según cada caso para fajas de retiro, nuevos proyectos, servidumbres y existencia de permisos condicionados.

3.        Conflictos con permisos mineros:

Actualmente, cuando en una zona se han expedido títulos mineros y por ella debe pasar un proyecto de infraestructura de transporte se presentan numerosos conflictos para poder acceder a estos terrenos.

Con la Ley de infraestructura y nuevamente basados en el principio de primacía del interés general sobre el particular, prevalecerá la obra de infraestructura sobre el título minero, especialmente para efectos de la entrega del mismo para poder construir la vía, de manera que el proyecto de infraestructura de transporte se realiza y se indemniza al poseedor del título.

4. Licencias ambientales:

Hoy los tiempos para los trámites de las licencias ambientales de cada proyecto, son amplios y en ocasiones no dependen de la Anla sino de procedimientos que el contratista debe cumplir, retrasando así el comienzo de las obras.   Con esta  Ley, establecemos  reglas  claras sobre el contenido y alcance de los estudios que se deben presentar ante las autoridades ambientales para efectos de obtener los permisos y licencias ambientales en cada etapa de los proyectos de infraestructura.

Estas reglas permitirán mejorar y optimizar los tiempos de expedición de los trámites ambientales, sin afectar la revisión detallada de las autoridades sobre los proyectos de infraestructura.

 

  Share: