Algo pasa en Millonarios II

Parece una conspiración. En la última Asamblea General un grupo de accionistas da un golpe de mano y asume el control. A partir de ahí empieza la caída libre. En la cancha se empiezan a perder partidos y aparecen señales de animadversión entre jugadores como aquella famosa solitaria celebración de Montero.

Millonarios es eliminado de la Copa Libertadores y cuando los hinchas creíamos que el equipo se iba a concentrar en la Liga Postobon ocurre todo lo contrario. Vienen los clásicos, uno ganado, uno perdido, y empiezan las filtraciones desde el camerino. Que el técnico Hernán Torres maltrata a los jugadores. Que tres de ellos lo enfrentan, que otro llega tarde a los entrenamientos. El Presidente del equipo primero confirma la discusión y después recula.

Torres sale a la radio y entrega unas declaraciones salidas de tono, uso de groserías incluidas y cierto tufillo amenazante hacia los jugadores. En los medios la filtración de noticias extradeportivas. Que la DNE y los anteriores dueños de Millonarios demandaron para que les devuelvan el nombre del equipo. Que el accionista mayoritario, el mismo del golpe de Estado irá a la cárcel por malas prácticas en sus negocios particulares.

Llega la horrible noche. En Medellín tres jugadores salen lesionados y otros dos expulsados. Pierde con Nacional. Y siguen los rumores sobre peleas entre jugadores, auxiliares y técnicos.

Acosado por el calendario llega el partido contra Itagüí y en la cancha se hacen evidentes varias cosas:

  1. Que Wason Rentería sencillamente no quiere jugar.
  2. Que Fredy Montero sencillamente no puede, ni quiere jugar. Que fue un paquete chileno.
  3. Que Leudo no merece estar en un equipo grande como Millonarios.
  4. Que a Pedro Franco es al único que parece dolerle lo que pasa con el equipo.
  5. Que los vicios de las roscas como en las épocas del Chiqui García han regresado a Millonarios.
  6. Que Hernán Torres no soporta la presión, como lo demostró su pelea con el periodista de El Tiempo.
  7. Que algo, cada día más grave, está pasando en Millonarios.
  8. Que los hinchas y socios del equipo merecemos y exigimos una explicación, acompañada de la respectiva corrección.

Ya no hay duda. Algo está pasando en Millonarios en los camerinos y las oficinas. Algo que se empieza a notar en la cancha, a incomodar y desesperar a la fanaticada. Se necesitan soluciones. Cuando más rápido, mejor.

 

  Share: