Colombia necesita expertos en tecnologías de la información y las comunicaciones

En 2015, Colombia necesitará 12.403 profesionales con competencias en planeación, diseño, gerencia y soporte de redes y tecnologías de la información y las comunicaciones. Si las cosas siguen como van, no los va a encontrar.

Ese déficit entre la demanda y la oferta de personal especializado en nuevas tecnologías es conocido como “La brecha de habilidades” y ocurre por dos razones principalmente: la tecnología avanza mucho más rápido que la preparación de sus profesionales y existe una creciente animadversión de los jóvenes, especialmente las mujeres, a estudiar carreras con alto componente matemático.

Según un estudio elaborado por IDC para Cisco, que acaba de ser revelado en Bogotá, en América Latina, la brecha entre la oferta y la demanda de profesionales con competencias en redes y Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) será de un preocupante 35% entre la oferta y la demanda. En Colombia aumentará del 25% en 2011 al 33% a 2015.

Los Ministerios de Educación y Tecnologías de la Información y las Comunicaciones de Colombia y América Latina deberían tomar nota y adoptar cuanto antes las medidas correctivas necesarias. El aumento de la brecha de habilidades implica una clara pérdida de competitividad de sus países. Aún estamos a tiempo.

El estudio y sus hallazgos

El estudio denominado, “Habilidades en Redes y Conectividad en América Latina” (Networking Skills Latin America), analiza la disponibilidad de profesionales capacitados en TIC en América Latina, entre 2011 y 2015.

En 2011 la región registraba un déficit de 139.800 profesionales con competencias en planeación, diseño, gerencia y soporte de redes y tecnologías de la información y las comunicaciones. Con base en dicha cifra y su tendencia creciente, se estima que a 2015 harán falta 296.200 profesionales. Es decir que la brecha a 2011 (calculada sobre la proporción total de la demanda) equivale al 27%, y a 2015, subirá hasta el 35%.

Para el caso colombiano, las cifras no son menos alarmantes. De hecho, la brecha en el país es del 25% a 2011 y está calculada en el 33% hacia 2015, pasando de un déficit de 6.391 profesionales a otro mucho mayor, de 12.403, en apenas cuatro años.

“Una mano de obra capacitada es una ventaja competitiva para los países de la región, para la economía basada en conocimientos del siglo 21. En la medida en que América Latina experimenta la emergencia rápida de tendencias tecnológicas como nube, movilidad, video e Internet de Todo, esta brecha de profesionales capacitados presenta un desafío real para el desarrollo económico de la región. Sin los conocimientos adecuados, el progreso tecnológico no se traducirá en aumentos en productividad”, dijo Jordi Botifoll, Vicepresidente Senior de Cisco para Latinoamérica.

“La relevancia e importancia de acelerar la formación de profesionales que posean las competencias y habilidades en redes y nuevas tecnologías que permitan una rápida y adecuada adopción de las TIC alineadas con los objetivos de negocio de las pymes, grandes empresas y proveedores de servicio, así como, del desarrollo e inclusión social son fundamentales para la competitividad de Colombia en un mundo cada vez más globalizado” dijo Juan Pablo Medina, Gerente de Ingeniería Cisco Colombia

“El estudio de las tendencias en Latinoamérica muestra una creciente necesidad de personas con conocimientos en redes en nuestra región. Equipos bien entrenados y focalizados en actividades de mayor valor agregado son necesarios para alinear la demanda tecnológica con el negocio y crear valor para la organización. Pero al mismo tiempo, la falta de profesionales capacitados puede dificultar la habilidad de extraer valor de la tecnología”, dijo Ricardo Villate, Vicepresidente de Investigación y Consultoría, IDC, Latinoamérica.

La dimensión del reto, en el caso particular de Colombia, es enorme. Y la principal causa del aumento en esta brecha, de acuerdo con el análisis de IDC, será el impacto de los programas de Gobierno concebidos para promover la adopción integral de la tecnología en el sector productivo nacional, especialmente en las pequeñas y medianas empresas (Pyme). El estudio recomienda al país centrarse en nuevos productos y tecnologías, como aplicaciones colaborativas; prevé que las empresas se centrarán en tecnologías de seguridad e inalámbricas, y propone al sector productivo la sociedad con el Gobierno para impulsar iniciativas en el segmento de las Pyme.

La demanda por profesionales capacitados en redes y conectividad en Latinoamérica está motivada por las siguientes tendencias: 

–       Demanda de una mayor eficiencia en la infraestructura IT, con la virtualización como la piedra angular  

–       Rápida adopción TIC por parte de los gobiernos y el sector privado

–       La proliferación de dispositivos conectados

–       Requerimientos de la red para soportar aplicaciones interactivas (video) y negocios soportados por TIC virtualizados.

–       Creciente demanda de conectividad basada ó hospedada en la nube a través de  múltiples empresas

–       Una comunidad emergente de empresarios en el espacio de TICs

Hallazgos clave del estudio, para Colombia

 

  • En 2011 el déficit fue de 6.391 profesionales con competencias en redes y TIC en Latinoamérica, y crecerá a 12.403 a 2015. Esto representa un aumento en la brecha de 25% en 2011 a 33% en 2015, muy similar a la tendencia regional.
  • El 45% de los encuestados colombianos cree que las certificaciones profesionales son muy importantes en la contratación de profesionales de redes.
  • El 45% de los encuestados colombianos cree que las certificaciones profesionales son muy importantes en la contratación de profesionales de redes.

 

  • El empresariado local declaró que es difícil encontrar personal capacitado. De hecho, Colombia se ubicó en el tercer lugar entre los ocho países encuestados, en la búsqueda de profesionales calificados en TIC, después de México y Brasil, respectivamente.

 

  • El 53% de las empresas considera que es muy importante la certificación de su personal en los próximos meses. No en vano, y como parte de los buenos resultados económicos que el mercado colombiano muestra, las empresas están creciendo orgánicamente, lo cual tendrá un marcado impacto en la necesidad de más personas con conocimientos en redes y TIC.

 

  • El Gobierno ha jugado un papel clave en este proceso, al subvencionar en gran medida las conexiones a Internet para las pymes, con el objetivo de reducir la brecha digital los próximos años. Esto ha dado lugar a la expansión de la red para ofrecer servicios en diferentes regiones, sobre todo en las principales ciudades y provincias.

 

  • En línea con lo anterior, los operadores de telefonía móvil están realizando importantes inversiones en sus plataformas para soportar tasas de crecimiento, por ejemplo, con tecnologías como LTE (Long Term Evolution).

 

  • El 88% de las empresas colombianas afirmaron que se necesitan habilidades adicionales en tecnologías inalámbricas, junto con el 94% de las empresas que consideran fundamentales las habilidades en seguridad.

 

  • En medio de los TLC firmados y por firmar del país, IDC prevé mayor búsqueda de competitividad de las empresas locales y en consecuencia, mayores tasas de crecimiento tecnológico en el país, impulsadas en especial por los requerimientos apremiantes de actualización de plataformas y tecnologías por parte de las Pyme colombianas.

 

  • La operación y mantenimiento de la tecnología mejorada requiere de profesionales capacitados, cuya ausencia puede aumentar la brecha de habilidades de TI para los próximos años. IDC espera que este mercado de TI crecerá un 9% en Colombia, a 2015.

Resultados claves del estudio

  • En el año 2011, la escasez fue de aproximadamente 139.800 profesionales con conocimientos en redes en toda Latinoamérica, con un aumento de este número a 296.200 para el año 2015. Estas cifras representan una brecha (calculada como una porción de la demanda total) del 27 por ciento en el año 2011 y un 35 por ciento en el año 2015.

 

  • Los conocimientos básicos en redes como la seguridad, telefonía IP, y redes inalámbricas representaron el 55 por ciento del total de la brecha de profesionales capacitados en el año 2011 y representará un 44 por ciento en el año 2015. Hubo una escasez de alrededor de 76.800 profesionales en el año 2011, que aumentará a 129.100 para el año 2015. Estas cifras representan una brecha del 22 por ciento en el año 2011 y del 25 por ciento en el año 2015.

 

  • La rápida adopción de las tecnologías de redes por parte de las organizaciones en toda la región está continuamente impulsando la demanda de estos conocimientos, causando que la brecha se amplíe a una tasa de crecimiento anual compuesta (CAGR) del 14 por ciento entre los años 2011 y 2015.

 

  • Los conocimientos en tecnologías de redes emergentes como comunicaciones unificadas, video, computación en la nube, movilidad y centro de datos y virtualización, representaron el 45 por ciento del total de la brecha de profesionales en el año 2011, aumentando a un 56 por ciento en el año 2015. Dentro de este grupo, el estudio estimó una escasez de personal capacitado de aproximadamente 63.000 profesionales, aumentando a 167.100 en el año 2015. Estas cifras representan una brecha incremental proyectada del 42 por ciento en el año 2011 y de un 53 por ciento en el año 2015. En la medida en que estas tecnologías ascienden y logran apoyo dentro de las organizaciones de Latinoamérica, la demanda por estos conocimientos causará que se amplíe la brecha a una tasa de crecimiento anual compuesta (CAGR) del 28 por ciento entre los años 2011 y 2015.

 

  • De los encuestados, se espera que el 80 por ciento necesite múltiples conocimientos tecnológicos. En el año 2007, el 70 por ciento de los encuestados indicó la necesidad de conocimientos tecnológicos múltiples. Por lo tanto, se nota un aumento del 10 por ciento por sobre las respuestas de hace cinco años.

 

  • Las certificaciones juegan un rol importante en las organizaciones para más del 75 por ciento de las organizaciones encuestadas. Las organizaciones ven a las certificaciones de fabricantes como un importante atributo al evaluar el personal potencial que ocupe posiciones relacionadas con redes. De los encuestados, el 49 por ciento dijo que esas certificaciones eran “muy importantes”, mientras que el 28 por ciento las encontró “importantes”.

 

  • En la medida en que la tendencia a la tercerización se fortalece en Latinoamérica, un creciente número de empresas obtendrá nuevas habilidades en redes por parte de un proveedor de servicios en lugar de tener que entrenar personal internamente. En este sentido, el 62 por ciento de las compañías encontró “muy importante” para los proveedores de servicios tener personal certificado, mientras que otro 29 por ciento de los encuestados dijo considerarlo “importante”.

 

  • Un cuarto (25 por ciento) de los encuestados declaró haber contratado profesionales en redes en los últimos 12 meses.

 

  • Una significativa proporción de las organizaciones (27 por ciento) en ocho países encuestados reconoció que es difícil encontrar ingenieros que tengan los conocimientos adecuados para cumplir con los requerimientos de sus organizaciones. La razón primaria de esto es el costo asociado con contratar personal de redes capacitado. La segunda razón es la dificultad en evaluar la calidad de los solicitantes.

 

  • La posiciones de seguridad son las más difíciles de ocupar. Esto debido a que los conocimientos en seguridad están demanda creciente en los ocho países analizados. Ochenta y siete por ciento de las compañías manifestaron que requieren habilidades extra en esta área en los próximos 12-24 meses.

Metodología de estudio

IDC realizó 767 entrevistas en ocho países en Latinoamérica: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, México, Perú y Venezuela. Las entrevistas fueron segmentadas por industrias verticales y tamaño: gobierno, educación, atención de la salud, telecomunicaciones, servicios financieros, manufactura, venta al por menor y mayor, medios/broadcast/publicidad, viajes/transporte/distribución, recursos y servicios en compañías con más de 100 empleados. Los encuestados fueron seleccionados basados en sus responsabilidades para la infraestructura de red y administración de profesionales involucrados en el diseño, operación y mantenimiento, despliegue y soporte de redes. La encuesta fue realizada en el idioma nativo de los encuestados (Español y Portugués). Los resultados de esta encuesta fueron analizados junto con los datos de prácticas de investigación de IDC en tecnologías de redes e información.  

 

 

 

  Share: