Colorín colorado

Este cuento se ha acabado!. Con más pena que gloria Millonarios FC cerró su participación en la copa Libertadores. Banderazo y taquillazo, pero faltaron los “golazos”. El rendimiento del equipo en este torneo francamente fue indecoroso, nunca se encontraron los delanteros, los cambios tardaron en cada episodio y lo que es peor y repetitivo….el que no hace los goles, los recibe de castigo en cualquier desatención defensiva. Nadie discute que el cuadro azul intentó por todos los medios, por las bandas, por el centro, con pelotazos, con individualidades; al final lo que cuenta es el resultado y Corinthians demostró su jerarquía copera.

Para destacar a Román Torres, Lewis Ochoa, Ramírez, Ortiz y Montero por su actitud irrenunciable a buscar el partido, Candelo y Otálvaro con buenas intenciones pero no desequilibraron. La falta de contundencia en partidos de local llevaron al traste cualquier ilusión. Rentería sigue deambulando por el área como el llanero solitario. Perlaza está despegando y se le nota más enchufado en los partidos.

Es urgente que la dupla técnica encuentre por fin el equipo, el cuadro embajador deberá enfilar baterías en la Liga y Copa Postobón, para tratar aliviar este “golpe moral” a su incansable y fiel hinchada. Como dice el refrán popular, mucho cacique poco indio. Habrá que exigirle más esfuerzo y sacrificio a esta nómina cara de jugadores, y enfocarse en disputar todos los puntos en lo que resta de los torneos locales. Contra rojos y verdolagas ni un paso atrás!, el orgullo y el honor está en juego.

Albiazul saludo,

Alberto Díaz

  Share: