¿Comunidad LGTBI pagará los platos rotos?

Todo indica que la Comunidad LGTBI pagará los platos rotos por una pelea en la que no tiene nada que ver.

Por una pelea entre el Partido Liberal y los partidos Conservador y de La U está a punto de hundirse en el Congreso la ley que reglamenta el matrimonio igualitario en Colombia. Y no se trata precisamente de diferencias filosóficas, morales, éticas o religiosas sobre las consecuencias que traerá esa ley a la sociedad colombiana, sino por la manera como el Gobierno está repartiendo la mermelada.

Según la revista Semana, los Partidos Conservador y de La U hicieron una alianza para hundir la aprobación del matrimonio igualitario como una señal al Gobierno de que la aprobación de Leyes como el Fuero Militar, vital para el proceso de paz con las Farc, o la Reforma a la Reforma a la Salud podría tener problemas si los parlamentarios liberales siguen viajando en vagón de primera clase, mientras a los conservadores y a los de La U los embarcan en clase turista.

El presidente del Congreso, Roy Barreras intentó transmitir al Presidente Santos la inconformidad de La U, pero la torpeza con la que actuó al pedir el retiro de los Ministros de una reunión en el Palacio de Nariño consiguió el efecto contrario. El Gobierno no sólo se molestó con Barreras sino que filtró el incidente a los medios de comunicación con la intención de neutralizar rebeldías. 

Así las cosas, los congresistas conservadores y de La U, acosados por la proximidad de las elecciones y la falta de puestos, contratos y partidas para llevarle a sus clientelas y garantizar su reelección.

Como se ve, los congresistas siguen pensando y actuando de acuerdo con sus intereses personales y no para colmar las aspiraciones de sus electores entre quienes no parecen estar los miembros de la Comunidad LGTBI a la que, de paso, los grandes partidos consideran una minoría vergonzante. 

 

  Share: