El nuevo Movimiento Estudiantil

 

  • El objetivo de la educación es formar seres aptos para gobernarse a sí mismos y no para ser gobernados por los demás” Herbert Spencer.

El movimiento estudiantil en Colombia ha cambiado, se ha ido abriendo nuevos espacios. Más allá de los pequeños grupos de universitarios iracundos que arrojan piedras contra establecimientos comerciales y se enfrentan con la policía –con o sin razón-, existe un grupo cada vez mayor de estudiantes comprometidos con crear un modelo educativo acorde con las necesidades de la población universitaria y del país.

En este proceso, más que en cualquier momento de la historia, las universidades privadas han jugado un rol fundamental. No solo como apoyo a los estudiantes de las universidades públicas sino para demostrar que el inconformismo no tiene clase social y que al interior de la educación privada también existen grandes problemas por solucionar.

La MANE –Mesa Amplia Nacional Estudiantil- ha agrupado desde hace un par de años a gran parte de los movimientos estudiantiles de los dos sectores y su trabajo ha estado encaminado a la construcción de un nuevo modelo educativo que involucre no solo a la población estudiantil, sino también a los profesores, al Estado como garante de los derechos ciudadanos y a la sociedad colombiana, en la cual reside la soberanía nacional.

La Universidad la Gran Colombia fue fundada en 1951 por Julio César García, tras la sucesión de hechos destructivos desencadenados por el Bogotazo. Siendo sus dos facultades más importantes las de Derecho y Arquitectura, la Gran Colombia se ha definido como una universidad conservadora en principios políticos y religiosos. Pese a esto, el movimiento estudiantil de la UGC constituye uno de los más importantes dentro de las universidades privadas.

El colectivo Tamaná, uno de los grupos que han surgido en su interior, ha denunciado la persecución a sus miembros y el bloqueo a sus actividades culturales. Uno de sus representantes respondió algunas preguntas sobre el trabajo del colectivo.

 

Andrés  Castañeda: ¿Cómo nace el Colectivo Tamaná? ¿Cuáles son sus objetivos?

Colectivo Tamaná: El colectivo Tamaná nace de la iniciativa de unos estudiantes, creativos, inconformes, con pensamiento crítico que vieron la necesidad dentro de una Universidad conservadora con pocos espacios de participación estudiantil, de una organización estudiantil con autonomía que librara batallas contra la administación y que le abriera  campos de debate fuera de los muros de la Universidad.

Los principales objetivos del Colectivo son: Consolidar una organización estudiantil con fuerza dentro de la Universidad la Gran Colombia para:

1 La lucha por una educación digna, de excelencia y soberana.

2. La construcción como sector estudiantil de poder popular.

3. La formación de compañeros y compañeras integrales, con conciencia y amor por las causas populares.

A.C: ¿Cuál es el trabajo que han venido realizando en la UGC?

C.T: Nosotros venimos desarrollando por casi tres años trabajos de base estudiantil. Manejando ejes como el de la soberanía de los recursos naturales, el de los derechos de los pueblos, el educativo y el contracultural.

En lo concreto trabajamos en una época con un semillero de investigación que se llama Oikos el cual maneja el tema del derecho ambiental. Otro espacio ha sido el contracultural, que en ese hemos trabajado con espacios de estampados. de video foros con nuestro proceso de Video Foros “A desalambrar”; en el eje de derechos humanos el tema de la criminalización de movimiento estudiantil, y en lo educativo hemos estado metidos de lleno en el tema de la Mane. Pero aparte de nuestras agendas, la Universidad pasó y pasa por tiempos turbulentos, de mucha insatisfacción con la administración de la Universidad eso conlleva a que participemos en las luchas contra la administración la cual es la que nos ha costado el señalamiento y la persecución de algunos sectores de la comunidad Universitaria.

A.C: ¿Quiénes integran el Colectivo?

C.T: Somos mujeres y hombres, más que todo mujeres en una gran mayoría desde siempre, de varias facultades que aceptan un compromiso con la Universidad y con la sociedad.

A.C: ¿Cómo están organizados? ¿Tienen un orden jerárquico? ¿Quién los dirige?

C.T: Nosotros aunque no somos una organización horizontal por completo, somos muy respetuosos del consenso y de los espacios asamblearios donde todos en igualdad de condiciones decidimos. Pero tenemos unas series de responsabilidades y referencias frente a los espacios de confluencia, como a los espacios a los cuales pertenecemos como Urbe, o identidad, estos espacios se van rotando entre los compañeros y compañeras.

A.C: En el comunicado que han emitido, hablan también de la Mesa Amplia Estudiantil Grancolombiana ¿Ustedes forman parte de esta organización? ¿Tienen alguna relación con la MANE o realizan trabajo conjunto?

C.T: Como casi todas las organizaciones estudiantiles colombianas hacemos parte de la Mesa Amplia Nacional Estudiantil, la cual en cada Universidad tiene una mesa local, como es la Maeg para la Grancolombia. En esa mesa caben todos los estudiantes organizados o no organizados, algunos representantes de los consejos a conciliar la postura de la Universidad para los encuentros nacionales.

A.C: Ustedes han hablado de bloqueo a sus actividades, ¿De dónde proviene esta acción?

C.T: Proviene de la participación de nuestro colectivo en la movilización de los estudiantes en la Gran Colombia contra la administración, y de una política que se posiciono con los dos últimos vicerrectores administrativos de cerrar los espacios que son nuestros por derecho;  y por una permanente estigmatización de las organizaciones que ofrecen discursos de transformación, populares y críticos. Claro está que es muy propio esta serie de actos, de una universidad definida como de derecha, que tiene un rector por más de 30 años al cual es muy difícil hacerle oposición.

A.C: En el comunicado que el Colectivo publicó, se denuncia que en más de una ocasión el cuerpo de seguridad de la Universidad los ha hecho salir de los sitios donde realizan sus reuniones. ¿Acaso lo permisos para estas actividades están a cargo del cuerpo de seguridad?

C.T: Pues con esa información es con la que nos salieron la última vez, nosotros desde siempre hemos tramitado los permisos con las decanaturas, pero un tiempo para acá, es más importante el aval de seguridad que el de los decanos.

A.C: En el comunicado, ustedes dicen que la universidad vulnera el derecho a libertad de expresión y de asociación, ¿Qué los lleva a hacer esta afirmación?

C.T: A la libertad de expresión en la medida que nos coartan nuestro derecho a comunicarle a otros estudiantes nuestra opinión, nuestra propuesta política y organizativa, esto pasa cada vez que invitamos a los estudiantes por medio de carteles, o chapoleando, y llegan al lugar y nos desbaratan los eventos.

El derecho de asociación nos lo vulneran persiguiéndonos en nuestras reuniones, y bloqueando los eventos, ya que generan en nuestros compañeros miedo, desasosiego por la presencia de la seguridad en todo lo que se organiza. También es que como colectividad necesitamos reunirnos en espacios adecuados, salones cerrados que permitan desarrollar reuniones y discusiones con privacidad, pero eso ha sido casi imposible ya que la Universidad no permite el uso de los salones, ni de los espacios como auditorios sin la presencia de un profesor, los cuales también por el miedo a lo que pueda hacer la Universidad no nos acompañan.

A.C: En el comunicado también denuncian que se han realizado labores de inteligencia sobre los miembros del colectivo, ¿han recibido amenazas o han sido coaccionados? Si es así, ¿Saben de dónde provienen?

C.T: Los miembros de seguridad han tomado fotos de nuestras reuniones, de nuestras banderas cuando las ponemos en la institución, a nuestros eventos en las plazoletas, como también nos toman nuestros datos y nos anotan en listas, claramente una acción de registros, que se convierten en señalamientos a los integrantes del colectivo. El semestre pasado un estudiante nos hizo un señalamiento, amenazante el cual denunciamos en el momento. De parte de la institución no se han presentado amenazas o situaciones de riesgo, pero si nos deja muchas preocupaciones que nos estén llevando un registro, y que sintamos  que nos observan, que miran todo lo que hacemos, que antes de que lleguemos a un evento están listos, que nuestros espacios en Facebook estén siendo observados no sabemos por quien, pero de lo cual estamos muy preocupados.

A.C: Con respecto a los miembros de la guardia de seguridad que se infiltraron en sus actividades, ¿Cómo actúan frente a ustedes? ¿Con qué objetivo lo hacen?

T.C: Eso pasó el semestre pasado, cuando unos agentes de seguridad hicieron su labor pero sin uniforme, nosotros los enfrentamos y les preguntamos qué porque hacían eso, el jefe de seguridad los envió de una vez a cambiar. Esto también generó muchas preguntas en un momento en el cual estaba el estudiantado de la Gran Colombia movilizándose, y en el cual estábamos muy nerviosos porque no teníamos las garantías para protestar. En este momento, pues siempre tenemos los de seguridad al lado vigilándonos.

A.C: Han hablado también de estudiantes infiltrados en su colectivo, ¿Cómo los han descubierto? ¿Quién los envía? ¿Forman parte de otro grupo estudiantil?

C.T: En la última marcha de la Mane se nos presentaron unos estudiantes haciendo  preguntas y tomando fotos, pero también nosotros hemos investigado y hay estudiantes que participando en las movilizaciones están al servicio de la institución, y no es que sea un problema que estén en algo de la Universidad, si no la intención de coaptar procesos y de desinformar y obtener favores de la institución estigmatizándonos.

 

Si bien la situación no es crítica, no deja de ser preocupante. El movimiento estudiantil es importante en la creación de identidad y autonomía de la población universitaria y debe contar con todas las garantías para el normal desarrollo de sus actividades.

@castanedamunoz

  Share: